Menú Buscar

Terelu se siente "gorda, fea y vieja" y unos orates celebran la Constitución

nauguración del bar del Centro Libre de Arte y Cultura (CLAC), el Savoy del purgatorio. La hija de la novia de Bigote Arrocet, en sus momentos más bajos. El representante de la Esteban, en la picota

6 min

Revistas del corazón y día de la Constitución de 1978. A priori parecen asuntos incompatibles. Por partes, afirma Terelu Campos y es portada en Semana que "me siento gorda, fea y vieja". Miguel Ángel Rodríguez, quien fuera director de comunicación de José María Aznar, declaró tal día como este domingo, pero de 1996, cuando la Carta Magna cumplía dieciocho años, que si fuera mujer se pondría de largo y si varón, que podría votar. El quilombo fue estratosférico.

Días después, en una sesión del Congreso, la diputada Cristina Alberdi denunciaba el machismo rebozado de la fase de Rodríguez. Francisco Álvarez Cascos sonreía en su butacón de ministro. Interpelado por Alberdi, Cascos, el león asturiano, le replicó que había que tomarse las metáforas con sentido del humor y que "la exaltación de los valores de la mujer como síntesis de virtudes es algo que tiene ya veinticinco siglos de existencia". Aumentó el pataleo y Cascos, impertérrito añadió: "No se ponga trágica, señoría. Mire usted, si ahora salimos usted y yo aquí a la plaza, frente a las Cortes, y nos situamos frente a las seis columnas corintias que hay encima, en un frontispicio, veremos un bajorrelieve de Ponzano en el que se ve la figura de dos mujeres: una representa a España y otra representa a la Constitución. Aquí tiene usted cuatro cariátides que representan a las ciencias...". Todas las diputadas, menos las del PP, abandonaron el hemiciclo en señal de protesta, según recogió en una de sus magistrales crónicas el añorado Luis Carandell, que mora con José Luis Alvite y otros en el panteón de los inmortales, donde han reabierto el Savoy.

Aquí abajo, en el purgatorio, el Centro Libre de Arte y Cultura (CLAC) ha inaugurado otro bar en el Salón de los Atlantes del Reial Cercle Artístic. Gran concurrencia. Ignacio Vidal Folch se encontró allí con El Roto. También andaban cerca Sergio Fidalgo, Félix Ovejero, Miquel Escudero, el letrado Oriol Trillas, el periodista y escritor José María Albert de Paco, la catedrática Teresa Freixas (presidenta del CLAC), Miriam Tey, la culpable de todo, José Carlos Remotti, el maestro de dialéctica de Albert Rivera y más gentes.

Un día antes, los convidados fueron los mismos y un trío ¿cómico? encabezado por Ramón de España y tutelado por Pau Guix, quien según recogía en ABC Sergio Doria, se dedicó a glosar la Constitución. Impagable crónica de un suceso vetado en el resto de la prensa de papel. Fue una fiesta de alto copete, gran postín y selecta concurrencia, la jet del constitucionalismo. De ahí su relación con la revistas de sociedad y el posterior debate. La Constitución sólo tiene 37 años y la Pepa, con 213, aún no se ha pasado de moda. ¿Cómo puede creerse Terelu que está gorda, fea y vieja si está más cerca de la Consti del 78 que de la venerable Pepa? Su madre, doña María Teresa Campos, acaba de encontrar el amor de su vida, Bigote Arrocet. Va ya por la cuarta juventud, como Isabel Preysler, que no se descabalga ni una semana del Hola, o la nietísima Carmen Martínez Bordiú, cada día más lozana. Ánimo Terelu y bienvenida al club de los ansiolíticos. Por lo demás, los demás te vemos estupenda y el desamor pasa.

El otro gran follón de la semana es el protagonizado por el representante de Belén Esteban, Toño Sanchís, el Puma de España, ex cantante de Los Inhumanos, aquellos del "me duele la cara de ser tan guapo". El book de Toño es impresionante empezando por la propia Terelu, Rosa Benito, Ángela Portero, Kiko Matamoros, Miguel Abellán, Boris Izaguirre y hasta Fortu, ex cantante de Obús y ahora personaje de programas de supervivencia y convivencia.

Pues denuncia Belén que Toño se le ha quedado un pasta. Hay división de opiniones. Toño Sanchís es el rey entre bambalinas de los platós de Telecinco, donde empezó su carrera televisiva Bertín Osborne con el impagable 'Contacto con tacto', el precedente remoto de 'Mujeres, Hombres y viceversa'. Fortu y "El Pera" (el delincuente infantil rehabilitado que enseña a conducir a los agentes de la Guardia Civil) dicen que nunca han tenido problemas con Toño, que es un muchacho excelente y tal.

No es en absoluto descartable que todo sea un montaje urdido por Jorge Javier Vázquez para alimentar los guiones del 'Sálvame'.

Ramoncín se ha sentado en el banquillo de los acusados esta semana. No le juzgan por su discografía, sino por sus tratos con la SGAE. El mundo está muy mal.