Menú Buscar

Tendencias 2018 y las Campos en Trumpilandia

El año del perro será raro. Piscis en Acuario y Saturno en Mercurio explican que Chiquetete se haya cargado los Reyes Magos. "Food porn" y yoga, transparencias y moños, en el top

3 min

2018 promete. De la atenta lectura de los horóscopos de las revistas del corazón se desprende que será un año contradictorio en el que estarán de moda​ el yoga y el fast food, clásicos incombustibles como el gin tonic en vaso de tubo. El yoga es el kung fu de las artes contemplativas, una introducción al espiritismo oriental por la vía de los estiramientos. El tai chi ha caído en desuso. Demasiado movido. Se llevan las asanas, culminación del postureo.

La conciliación del punto ayurvédico con la comida rápida, también llamada basura, es fruto de la posición de Piscis en Acuario más la conjunción de Marte con Plutón. "Food porn", crujientes patatas de luxe con salchichas de "carne separada mecánicamente" bajo paletadas de mayonesa, ketchup y mostaza inglesa. Gandhi no lo aprobaría, pero tampoco el exótico ramen, los macarrones con chorizo y los suculentos bocatas de calamares a la romana de Casa Ramona.

El predominio de Leo sobre Virgo determina la imposición de fuertes corrientes trumpistas en el segundo año de mandato de ese mestizaje entre Nerón y Calígula. Al césar le gusta McDonald's y ha cerrado el huerto que mandó habilitar Michelle Obama para que la gran cocinera filipina Cristeta Comerford asentara desde la Casa Blanca las bases de un paradigma mundial sano y sostenible.

Las Campos en Nueva York

Según reporta Jorge Javier Vázquez en su blog de Lecturas, las hermanas Campos en Nueva York han certificado el fin del "slow food" con una inmoderada ingesta de perritos calientes. El frankfurt americano es el top de lo que ahora se llama "street food" por no decir comida callejera y las Campos en el país de Trump. Estamos avisados.

La influencia de Libra se nota en el incomprensible brillo de la estrella de Kiko Rivera​, que ahora vende su cuerpo después de haberse sometido a la introducción de una banda gástrica con la que se ha quitado veinte kilos de encima. Saturno en Mercurio es lo que explica que Chiquetete se haya cargado la ilusión de los Reyes Magos al suplantar a Melchor en un colegio de Sevilla y arrancarse a cantar "esta cobardía de mi amor por ella hace que la vea igual que a una estrella".

Las transparencias y los moños arrasan, otra prueba de que 2018 es el año de la contradicción. Lo incómodo de la pedrería vaginal se fusiona con lo cómodo del rodete capilar. Combinan igual que un chándal con tacones. El año del perro será raro. Lo confirma el tarot azteca.