Machitos, machos postizos, machirulos y lolitas

Últimas noticias sobre los cantantes Bustamante y Tenorio, más el cómico Dani Mateo y el impresentable comentario sobre su novia

David Bustamante y Paula Echevarría en una imagen de archivo
31.03.2018 13:09 h.
5 min

Tras meses de laboriosas indagaciones y contrastaciones, la revista Hola ha conseguido un testimonio de primera mano sobre si fue Paula Echevarría la que dio pasaporte al cantante Bustamante o al revés. El periodismo de sensaciones había determinado que la "suspensión de la convivencia" se debía a una supuesta vida loca y crapulosa de él, que por las tardes daba tumbos de gimnasio en gimnasio y por las noches se dedicaba a cerrar garitos. Puede que no fuera del todo o nada cierto, pero se non è vero. Un desmentido tajante por su parte se hubiera interpretado como la confirmación definitiva de la especie. Es parte del precio.

Al tiempo, Paula aparecía ante las buenas gentes del solar ibérico enganchadas a Mediaset como una madre doliente, responsable y afligida, una mujer que no había tenido más remedio que ponerle las maletas en la puerta al tarambana del padre de su hija, un hombretón echado a perder por la mala vida y las peores compañías. También se abstuvo de hacer declaraciones la actriz. Corría marzo del año pasado y Echevarría y Bustamante ya llevaban dos meses sin mostrar en Instagram su amor instantáneo, detalle que disparó los rumores. Días después, se confirmaban los peores augurios.

Ahora que el divorcio es un hecho concreto cuyo documento es de dominio público en el registro de familias rotas, el presunto perdulario enseña su nuevo ático de soltero y cuenta la verdad, toda su verdad, sobre aquel invierno de los sentimientos. Que dice que fue él quien pronunció primero lo de "tenemos que hablar" y que de crápula, sólo la fama. Y que ni hubo terceras personas ni más nada que ese típico estar todo el día discutiendo.

A Bustamante no le ha quedado más remedio que romper su silencio tras perder, confiesa, varios contratos publicitarios por culpa de la imagen de Mickey Rourke que se le forjó en las tertulias rosas

A Bustamante le gustan los periodistas tanto o menos que los inspectores de Hacienda. No es que recele de la prensa, es que no puede con ella. Le cuesta y se nota, pero no le ha quedado más remedio que romper su silencio tras perder, confiesa, varios contratos publicitarios por culpa de la imagen de Mickey Rourke que se le forjó en las tertulias rosas.

Todo aclarado pues. A él ya le vale su versión. Se adelantó tal vez por unos días, quizá por una frase, a su exesposa. Muy bien. Que conste en el boe del couché, que también recoge sus lamentos. Lleva fatal estar solo. No sabe vivir sin pareja. La exclusiva desmenuza hasta los pormenores judiciales de la custodia de la niña. Asegura Bustamante: "Creo que es inteligente por mi parte dejar la custodia a la madre, aunque en nuestro caso, el convenio se firma para no tener que utilizarlo". Seguro que sí, que una convenio se firma para nada. Este chico necesita un buen abogado, pero preferiría una pareja.

Más hombres. Un colega del artista cántabro, Manu Tenorio, se ha estirado la cara para parecer más joven, según la canallesca, y Dani Mateo ha presentado a su novia en Instagram con el consiguiente pie de foto: "Por cierto, por si te lo estás preguntando, nos llevamos 15 putos años (Ay). Yo también flipo, pero las cosas del corazón son así... Ha sido un @ristomejide de libro!". Es lo que hay, el machito que lo deja primero, el macho postizo y el más deleznable de todos, el machirulo que presume de chochito. Miembros del género equivocado, así no vamos a ningún lado.

¿Quiere hacer un comentario?