Menú Buscar

Kate Middleton en plan diosa erótica, un playboy llamado Lapo y Letizia

El Daily Mail muestra a la duquesa de Cambridge después de un entrenamiento velero. Impactantes imágenes con un look a lo Lara Croft. La Reina Letizia visita un rodaje de Penélope Cruz, Pé para ella

Pablo Planas
6 min

Menos mal que nos queda el Daily Mail. Calma chicha en el cancaneo patrio. Se confirma lo evidente, que Marta Ortega sale con Carlos Torretta. De heredera a heredero, lo de esa pareja es un noviazgo real, una relación de conveniencia perfecta, una fusión empresarial entre Inditex y Roberto Torretta en la que el gigante industrial abduce la marca y el talento del diseñador bonaerense afincado en Madrid desde 1972. Producción en masa y alta costura. El principal lo pone ella, ¿pero quién es un buen partido para Marta Ortega?

Another heredera. Ana Boyer Preysler está horrorizada por las cosas que se dicen de la herencia de su padre. Cuentan que está enfrentada con su madre, con el Nobel y con sus hermanos por parte de padre. Ella admite que tiene más trato con la parte glamourosa de la familia: Enrique Iglesias, Tamara Falcó, Julio Iglesias Júnior y Chábeli Iglesias. Tiene dos hermanos más: Laura Boyer Arnedo y Miguel Boyer Arnedo. La prensa rosa está al quite de ver qué pareja se casa antes, si Ana Boyer con el tenista Fernando Verdasco, o si Isabel con Vargas Llosa.

La Reina Letizia también se ha dejado ver. Sale en la portada del Hola, que revela su visita al rodaje de una película española, La Reina de España, de Fernando Trueba. Nada que ver con la monarquía. Es la segunda parte de "La niña de tus ojos". Resulta que doña Letizia es amiga de doña Penélope. Según explica Emilia Landaluce en La Otra Crónica se conocieron en los primeros tiempos del noviazgo con don Felipe, en casa de Joaquín Sabina.

Letizia, magnífica. Tan o más guapa que Cruz. La Reina de España es más Image and video hosting by TinyPicfotogénica que la Reina de Inglaterra, Isabel II, que todavía está celebrando su noventa cumpleaños envuelta en fastos de cuento y carrozas. Su madre bebió ginebra casi hasta el final de su vida, a los 101 años de edad. La reina madre fue una inyección de sangre escocesa en la familia real británica, novena y menor hija del decimocuarto conde de Strathmore y Kinghorne y de Cecilia Cavendish-Bentinck, descendiente del primer duque de Wellington, Arthur Wellesley, que llegó a primer ministro.

Aquí es donde entra el Mail y el fastuoso reportaje gráfico sobre Kate Middleton, duquesa de Cambridge, y su escapada con Sir Ben Ainslie, una información con abundancia de fotos en la que Kate se consagra como diosa, que no reina, de la belleza mundial. Atómico look "informal pero arreglá", superestilismo primaveral tras una regata con Ben, que en realidad no es un Ken de la Barbie sino Charles Benedict Ainslie, de 39 años y megacampeón olímpico de regatas. ¿Hay lío? No se sabe. En el Daily Mail no especulan, sino que se embelesan con la esbelta princesa: "Su cabello, recogido hacia atrás, parecía barrido por el viento mientras entraba en un coche para volver a casa después de mostrar su destreza en el agua con Sir Ben Ainslie". Cliquen, cliquen en el anterior enlace. El conjunto es de una sencillez definitiva. Jersey trenzado, jeans elásticos y deportivas. Todo en negro. Kate es la actriz y filántropa Angelina Jolie en "Lara Croft, cómeme toda".

En el mismo periódico destaca la agenda de Lapo Elkann, que a pesar del nombre que le puso su madre, es el heredero del imperio Agnelli. La Fiat y eso. El chaval, 38 años le contemplan, es un playboy mundial. No se pierdan sus fotos con un Ferrari pintado de camuflaje que se le ocurrió. Es que es diseñador.

El caso es que Lapo el jueves por la noche estuvo en Cannes y se morreó con Uma Thurman. Lo que leen. Y al día siguiente se fue a Ibiza con una sirena morena de nombre desconocido. Lapo es gafotas y narigón, como Franco Battiato, pero a la que suelta lo del "voglio vederti danzare" las zíngaras del desierto y las de la tundra, como Uma, se derriten.

Disculpas de antemano por manchar la alusión al "amici" Franco con una nota sobre Miguel Bosé, que ahora se vende un Guayasamín. Se ha convertido en un gran marchante gracias a los regalos a sus padres de Picasso y los Warhol que le dio Warhol cuando nuestro papito llevaba un pañuelo en el bolsillo trasero izquierdo.

Quienes nos hemos quedado en el barrio de la Sagrada Familia hemos disfrutado esta semana de la visita del exgobernador de California Arnold Schwarzenegger a la basílica. Uno sale a comprar tabaco y se cruza con Arnold flipando con el castillo de "El señor de los anillos". A más a más se compró unos zapatos en el Corte Inglés de plaza de Cataluña por noventa euros. Los grandes almacenes han confirmado que Schwarzy gasta el cuarenta y cinco y medio.