Menú Buscar
Reconstrucción del crimen de la Urbana con la acusada Rosa Peral / EUROPAPRESS

La víctima del crimen de la Urbana tenía el cuello roto

El incendio del cadáver del policía borró todas las pistas dejándolo "carbonizado y parcialmente destruido", según los forenses

3 min

 

Pedro R. tenía el cuello roto. Un equipo de médicos forenses ha determinado que el cadáver del policía, víctima del conocido como crimen de la Urbana, tenía dos fracturas en la base del cartílago tiroides. 

Los especialistas han confirmado este lunes, durante el juicio que se celebra en la Audiencia de Barcelona, que desconocen la causa de la muerte porque el fuego borró todas las pistas y es que solo pudieron acceder a restos humanos "carbonizados" y parcialmente destruidos, ya que el cuerpo se quemó en el maletero de un coche, que apareció en una pista forestal cerca del pantano de Foix.

Causa de la muerte

Los forenses han afirmado, a preguntas del fiscal, que para borrar todas las pruebas "se quema un cuerpo". Los dos acusados del crimen, son Rosa Peral y Albert López, también agentes del cuerpo municipal. El ministerio público ha repasado las posibles causas de la muerte de la vícitma: disparo por arma de fuego, apuñalamiento, envenenamiento, golpes, estrangulamiento o una combinación de varias, y los forenses han indicado que no han contado con los órganos y estructuras corporales necesarias para realizar las pruebas que permitan resultados determinantes.

A falta de poder esclarecerla, los especialistas sí han confirmado que existió una manipulación del cuello que causó dos lesiones en el cartílago tiroides y que no las provocó el efecto de fuego a posteriori: no obstante, no han podido determinar si fueron lesiones mortales o postmortem --al manipular el cadáver--.

Autopsia

En la sexta semana de juicio, este lunes se están realizando las periciales sobre la causa de la muerte con las declaraciones de los médicos forenses sobre la autopsia, informe de necropsia, además de otras periciales químicas.

El miércoles y el jueves previsiblemente será el turno de las declaraciones de los dos acusados, López y Peral, para quien la Fiscalía pide 24 y 25 años de prisión, respectivamente, al ser presuntamente coautores del asesinato con alevosía del novio de ella, Pedro R., --con agravante de parentesco para ella--.