Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los accesos de la la estación de Sants / EFE

Más de 7.500 viajeros con la mascarilla mal puesta en la estación de Sants

Adif también mide la temperatura de los pasajeros del AVE y trenes de larga distancia para evitar la propagación del virus

2 min

Distancia, higiene de manos y uso de mascarilla. Estas son las tres medidas sanitarias que las administraciones han recomendado desde el inicio de la pandemia para contener el virus. Eso sí, parece que, meses después, algunos todavía no saben cómo colocarse el tapabocas. Así sucede en la estación de Sants en Barcelona, donde las cámaras han captado a más de 7.500 pasajeros con la protección mal puesta

Según detalla Betevé, el sistema de control de Adif también mide la temperatura de los pasajeros del AVE y trenes de larga distancia, y por este motivo impidió viajar a tres personas --entre octubre y noviembre-- porque registraron un calor corporal superior a los 37,5 grados. 

Control de temperatura

Tras tomarles le temperatura hasta en cuatro ocasiones, y comprobar que esta no bajaba, se indicó a los usuarios del operador ferroviario que no podían emprender su trayecto. También se alertó a las autoridades sanitarias, de forma preventiva. 

En total, desde el pasado junio hasta la actualidad, dicho sistema ha medido la temperatura a más de medio millón de viajeros. Semanas antes, Renfe implantó el billete personalizado, con datos del pasajero como su e-mail y su teléfono, para poder localizarlos en caso de detectarse algún contagio. Según el operador, no ha sido necesario utilizar dicha información desde octubre. 

Aglomeraciones en los trenes

 

Aglomeraciones en la estación de Sants en verano / TWITTER

A pesar de dichos controles para viajes de larga distancia, la misma estación ha registrado aglomeraciones en Rodalies. Imágenes que algunos usuarios han compartido en redes sociales para denunciar que, pese a las restricciones impuestas para frenar la pandemia, el transporte público seguía saturado

Destacadas en Vida