Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
En ruta desde el interior de un coche

¿Viajas en coche? Descubre cómo ahorrar en combustible

Repasamos una serie de consejos que ayudan a reducir la factura en la gasolinera de cara a los desplazamientos vacacionales

6 min

Unos cuantos españoles ya disfrutan de unas merecidas vacaciones; otros tantos lo harán a lo largo de las próximas semanas, especialmente durante el mes de agosto. Esta temporada estival viene acompañada de un increcimiento del coste de los combustibles. Esto, afecta tanto el gasto en gasolina en el coche como en la adquisición de los billetes de avión, tren o autobús. Si optan por desplazarse en su propio vehículo hasta su lugar de vacaciones, estos consejos son utilidad de cara a obtener el máximo ahorro en combustible.

Un coche eficiente

Bien es cierto que los automóviles modernos consumen menos combustible. Algunos combinan incluso el uso de la gasolina o diésel con fuentes de energía alternativas, más respetuosas con el medio ambiente. La nueva tecnología implementada en los motores se convierte en un importante aliado a la hora de gestionar el gasto económico.

Esta circunstancia, sin embargo, no impiden los sustos al repostar el vehículo en cualquier gasolinera. Entonces, dispongamos o no de un automóvil de última generación, ¿qué consejos podemos aplicar para ahorrarnos unos cuantos euros en nuestros desplazamientos vacacionales?

Planifica la ruta

Todo viaje comienza por una correcta planificación. No nos referimos a elegir el lugar de vacaciones o ese hotel en el que disfrutar en las cercanías de la montaña o de una playa paradisíaca. El arranque del viaje comienza aprovechando las bondades de las nuevas tecnologías. Ya no es necesario consultar mapas en papel, sino conectarnos a cualquiera de las aplicaciones que nos guiarán de un sitio a otro.

Se deben introducir los datos correctamente, que ese camino a recorrer sea el más rápido -en tiempo invertido- y discurra por carreteras principales. Si no lo hacemos, apunten un aumento del consumo de combustible entorno al 15% si recorremos más kilómetros o conducimos por carreteras secundarias.

Ojo a las ruedas

Antes de ponerse en marcha e ir descontando kilómetros hasta nuestro destino, es recomendable revisar el estado de los neumáticos. ¿El motivo? No llevar la presión adecuada, la que recomienda el fabricante, afecta al consumo del combustible, que se incrementa.

En consecuencia, perderemos euros. En autovías, puede llegar a suponer un cinco por ciento más de consumo. Tampoco conviene cargar en exceso el coche, puesto que estaremos aumentando la presión sobre los neumáticos y, por consiguiente, afectará al gasto de combustible.

Gasolinera y taller

Aparte de llevarnos lo imprescindible para nuestras vacaciones, también conviene repostar en gasolineras de ‘confianza’, las que se encuentran en las cercanías de nuestros hogares o lugares de trabajo. El motivo está en que solemos conocer los precios y cómo oscilan a lo largo de las semanas previas a nuestro viaje. Lo ideal es usar las gasolineras denominadas como ‘low-cost’.

Por último, revisar los filtros del aire, nosotros mismos o en nuestro taller de confianza, también ayudará a ahorrar combustible.

Conducción eficiente

Además de estas comprobaciones previas, un importante ahorro de combustible se concentra en alcanzar una conducción eficiente. Apunten estos consejos básicos: no arranquen el vehículo pisando el pedal del acelerador en los coches con motor de gasolina, y si es diésel espere unos segundos antes de emprender la marcha; utilice siempre marchas largas en su conducción, puede ahorrar hasta un 10 por ciento de combustible; mantenga una velocidad de crucero; no abuse en el uso del freno, esto exige más al motor y tendremos un mayor consumo de combustible; use el motor como freno, simplemente con el gesto de levantar el pie del acelerador, para que el propio coche vaya perdiendo velocidad, siempre y cuando podamos hacerlo sin ponernos en peligro, obviamente.

El verano significa un aumento de las temperaturas y cómo no vamos a recurrir al uso del aire acondicionado. No debemos conducir sin esta ayuda, porque esto reducirá nuestro cansancio a consecuencia del calor. Lo que sí podemos hacer es fijar una temperatura estándar durante todo el viaje, como hacemos en nuestros domicilios, para gastar menor combustible. No debemos desplazarnos con las ventanillas abiertas, porque repercute negativamente en la aerodinámica del coche y, por tanto, en un mayor consumo de combustible.

Dentro de una conducción eficiente, y de una conducción con absoluta seguridad, se enmarca este otro consejo: mantener la distancia de seguridad con el vehículo de delante, con ello evitaremos frenazos bruscos e innecesarios, pudiendo aminorar la marcha sin complicaciones ni gasto extra de combustible. Estas recomendaciones te ayudarán en el presupuesto de tus vacaciones, al reducir el coste en la gasolinera. Acabamos con un consejo final: cuando busques dónde echar combustible utiliza las aplicaciones que te informarán de las gasolineras con un menor precio y que están próximas a tu ubicación.

--

Contenido patrocinado