Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una imagen de una montaña sagrada en Sri Lanka / PIXABAY

Viajar a Sri Lanka: un paraíso por descubrir

La 'lagrima India'cobra cada año más interés para el turista español, pues es un país que tiene un sinfín de de bondades para disfrutar

7 min

Llega el verano y la imaginación se dispara con el deseo de viajar: tomarse unas vacaciones en paraísos tropicales, rincones con encanto, países diferentes, destinos desconocidos… Sri Lanka cobra cada año más interés para el turista español, pues es un país que tiene un sinfín de de bondades para disfrutar. 

Una de las principales ventajas es que no se trata de uno de los típicos destinos de turismo masivo, en los que al llegar al lugar todo está sucio y abarrotado. Sri Lanka se mantiene puro, con unos ecosistemas en perfecto estado de conservación y con culturas y tradiciones ancestrales sin la perversión de la globalización. Además cuenta con una gastronomía exquisita, propia y particular, sin la contaminación de las multinacionales… Sri Lanka es, en fin, un paraíso en la tierra que se mantiene inmaculado y fiel a su origen.

Documentación necesaria 

Antes de comprar el billete a esta pequeña “isla de los mil nombres”, hay que informarse de la documentación necesaria para que se permita la entrada en su territorio. Este primer paso comienza comprobando la validez mínima del pasaporte por un tiempo de seis meses desde que se ingresa en el país.

No obstante, también es necesario presentar el visado obligatorio desde 2012. En efecto, todo viajero procedente de España deberá obtener el visado electrónico (ETA). Si se tiene pensado llevar a cabo este viaje se puede solicitar el visado sri lanka aquí en la página web visaturismo.es, una plataforma que facilita la obtención de este documento para un buen número de países.

Precio por el visado

El precio por obtener el visado es de 35 euros para que se permita la estancia en este territorio durante 30 días. Estos permisos son prorrogables, aunque deberá llevarse a cabo la petición antes de que la vigencia del visado actual finalice.

Una vez que se posee toda la documentación para entrar y permanecer en Sri Lanka, hay que conocer los lugares imprescindibles que se han de visitar. En esta breve lista se señalan los imprescindibles para poder afirmar que, efectivamente, se ha estado en Sri Lanka.

La antigua capital: Polonnaruwa

Una vez en el país, Polonnaruwa es una de las ciudades con mayor interés. Fue la capital del país desde el siglo XI hasta el siglo XIII, dejando durante ese tiempo una enorme riqueza artística y cultural. Junto a Anuradhapura y Sigiriya, tiene la distinción de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Entre los rincones, hay que visitar su yacimiento arqueológico (uno de los más extensos y mejores conservados). En este lugar se localizan los famosos Budas de Gal Vihara (tres budas tallados en una pared de roca en diferentes posiciones).

En las tierras altas: Ella

Con una de las mejores ofertas turísticas en cuanto a infraestructuras, en este bonito y pequeño pueblo se va a poder disfrutar de un paisaje montañoso de gran belleza. En este rincón se permite el recorrido de rutas de senderismo que se internan en frondosos bosques y suben hasta cimas, como la de Little Adam´s Peak, mientras se disfrutan de unas espectaculares vistas de todo el valle.

Otra de las rutas más populares es la que sube hasta Adam's Peak. Se trata de una montaña de más de 2200 metros (destino de peregrinación de diversas religiones). Se dice que la roca en forma de huella que hay en la cima corresponde a Adán cuando pisó por primera vez la Tierra. Para llegar hasta lo más alto y ver un fabuloso templo budista hay que subir nada menos que 500 escalones tallados en la piedra.

Hay que mencionar que para llegar hasta Ella desde el pueblo de Nuwuara Eliya se puede disfrutar de uno de los trayectos en tren más bonitos del mundo.

Sigiriya, las garras del león

El segundo de los patrimonios mundiales declarados por la Unesco en la parte norte del país posee la majestuosa roca del león. Es este un yacimiento arqueológico reconocido en el mundo entero, se trata de una gran roca de piedra de casi 400 metros en cuya parte superior se ubica el palacio del rey Kasyapa. La subida hasta esta roca producto de la erupción de un volcán se hace a partir de unas escaleras cuya entrada permanece flanqueada por dos enormes garras de león esculpidas en la roca.

Otro de los lugares que merece visitar de esta zona es Pidurangala, a pocos kilómetros. Y una de las mejores actividades para disfrutar de este entorno es reservar un viaje en globo.

Minneriya y sus elefantes

Posiblemente uno de los parques nacionales más importantes de los que mantiene en unas condiciones envidiables el estado de Sri Lanka. Entre otros animales en completa libertad, los elefantes son los más llamativos para los turistas. Aquí se pueden hacer safaris en 4x4 que se acercan muchísimo a este enorme animal.

Yala es otro popular parque nacional en el que, con suerte, se pueden llegar a divisar leopardos en plena libertad.

Las playas del sur, la imagen clásica paradisiaca hecha realidad

Ya sea para pasear, para tomar el sol, para practicar surf o para tomar un buen baño, las playas del sur del Sri Lanka de arena dorada y palmeras típicas de imágenes paradisiacas son de visita inexcusable.

Unawatna, Medaketiya o Mirissa, por poner solo tres ejemplos, se presentan como tres grandes exponentes de lugares perfectos para permanecer tumbados en la hamaca escuchando el rumor del mar. En algunas de estas playas la fauna puede sorprender al turista, en otras es posible ver a los pescadores zancudos…

Otros lugares de especial interés son las Cuevas de Dambulla, Anuradhapura, Nuwara Eliya, el Buda de Aukana o kandy.

---

Contenido patrocinado.