Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una mascota, que el veterinario recomienda

Los veterinarios advierten de la llegada de mascotas ucranianas con rabia

Los profesionales envían una carta al Govern para reclamar que la vacuna antirrábica sea obligatoria en Cataluña

3 min

El Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña (CCVC) ha alertado de la posible llegada de mascotas de refugiados ucranianos que pueden tener la rabia, sobre todo perros. Por eso, ha vuelto a pedir al Govern que la vacunación antirrábica sea obligatoria en Cataluña. 

A través de una carta dirigida a los Departamentos de Salud y de Acción Climática, el colegio ha insistido en la necesidad de que esa vacuna sea obligatoria porque “no solo reduce las defunciones atribuibles a la rabia transmitida por los perros, sino también la necesidad de profilaxis posexposición como parte de la atención a los pacientes mordidos”. 

Repuntan enfermedades "erradicadas"

“Las infecciones que se consideraban erradicadas o controladas están repuntando debido a la capacidad de desplazamiento de personas y animales entre Europa, países del este y del norte de África, donde la rabia es una enfermedad prevalente”, avisan. 

El CCVC se ha puesto a disposición del Govern para aplicar el protocolo sanitario que, desde el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, se ha recomendado. “Ucrania es un país no perteneciente a la UE y, por tanto, la aceptación de los animales provenientes de allí en condiciones normales deberían pasar una serie de requerimientos que, dadas las circunstancias excepcionales, no se han realizado”, explican los veterinarios. 

Proteger la salud humana

Consideran que hay unas líneas rojas que no se deben traspasar, ya que “se debe proteger la salud de los animales y, sobre todo, la salud humana”. “Una de estas líneas, la más importante, es la de la rabia”. En Cataluña, la vacuna no es obligatoria, pero Ucrania es un país declarado no libre de rabia. Por lo que existe “un riesgo que entre todos debemos minimizar al máximo”. 

El protocolo actual obliga a testar la situación inmunológica de todas las mascotas que lleguen de Ucrania a través de una muestra de sangre, a vacunarlos y a tenerlos en vigilancia hasta que se constate su negatividad. Del mismo modo, también establece identificar a la mascota e integrarla en el Archivo de Identificación de Animales de Compañía (AIAC). 

Según los profesionales, el objetivo es “integrar plenamente a las mascotas ucranianas en nuestro sistema sanitario, algo absolutamente necesario para protegernos adecuadamente”. Y han recordado que el plan de vacunas propuesto por los veterinarios contempla la de la rabia y, por tanto, la protección adecuada del animal ante esta enfermedad.