Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La historia de las denuncias de UGT y los restaurantes

La verdadera historia de las denuncias de UGT y los restaurantes de Barcelona

El contraste entre las reclamaciones del sindicato y la versión de los empresarios del sector de la hostelería

7 min

UGT Cataluña ha presentado ante Inspección de Trabajo un listado con 43 establecimientos denunciados --hoteles y restaurantes-- de Barcelona, por la vulneración de derechos laborales. Crónica Global ha contrastado las denuncias con empresas afectadas, que han dado su versión del asunto.

Según la demanda, los locales denunciados incumplen el Convenio Colectivo del Sector de la Industria de Hostelería y Turismo de Cataluña en varios aspectos. La jornada laboral extendida sin cobrar horas extra ni recuperar con descansos; un solo día de descanso en lugar de dos; inexistencia de un calendario de vacaciones, y festivos no recuperables; y los contratos por 20 horas para trabajar en realidad 40, son algunos de los muchos asuntos relacionados a la precariedad laboral.

Voces del sindicato

La secretaria de Política Sindical de UGT, Núria Gilgado, asegura que las 43 denuncias son sólo una "pequeña muestra de lo que mayoritariamente sucede en el sector de la hostelería y el turismo en toda Cataluña, un sector que aporta mucha riqueza al país pero a costa de la pobreza, la precariedad y la explotación de sus trabajadores y trabajadoras”.

Jesús Lodeiro, permanente del sindicato de hostelería de UGT Cataluña, explica que “hemos denunciado en nombre de UGT por todos los trabajadores que se han acercado a explicarnos las situaciones de precariedad que vivían en cada establecimiento, y a partir de allí hemos elaborado la lista”, presentada a Inspección de Trabajo.

Restaurantes de las Ramblas

Dentro del listado de las 43 denuncias de UGT aparecen los restaurantes que pertenecen al grupo Gaft: iTapa (con cuatro locales), Sukaldari, Kubik, Navarra y Pizzería Caruso, ubicados en las Ramblas de Barcelona. Consultado por las denuncias de UGT Cataluña, el jefe de recursos humanos del grupo, Pere Jofre, ha indicado que no tienen ningún tipo de conflicto con UGT, al contrario.

“Tenemos 290 trabajadores en los 11 restaurantes del grupo, y cotizamos 170.000 euros”. Jofre supone que la mención de los restaurantes tiene que ver con una demanda que tuvieron el año pasado por parte de una trabajadora que dejó su puesto porque se fue a Madrid y no había cobrado el finiquito, “porque nunca pasó a cobrarlo”. Jofre asegura que el tema está solucionado.

Respuesta de UGT

En cuanto al grupo Gaft, el sindicalista Jesús Lodeiro asegura que han tenido más de una denuncia y responde a lo dicho por Jofre. “La chica que no cobró el finiquito el año pasado, efectivamente era de Madrid y vino a Barcelona a trabajar una temporada, y cuando reclamó lo del finiquito ellos argumentaron que no había pasado por las oficinas a cobrarlo, cuando las nóminas se le ingresan en una cuenta, ¿por qué el finiquito no se ha ingresado de la misma manera?”.

Lodeiro asegura que el grupo Gaft tiene otras denuncias, como la de un empleado de otro de los restaurantes del grupo (Sukaldari), que "lo echaron tras hacer una denuncia y enterarse que era parte del sindicato".

Caso puntual

Miriam Maydeu es la directora de comunicación del restaurante Eggs de Paseo de Gracia, y al ser consultada por la aparición del establecimiento en el listado de denuncias de UGT explica que hay una situación puntual. Se trata de una trabajadora que ha sido echada tras las demandas internas de sus propios compañeros a quienes “maltrataba”. Maydeu asegura que la camarera despedida había denunciado racismo, y “cuando el 90% del personal es sudamericano o africano incluido el jefe de sala, no tiene ningún sentido”.

Desde Eggs reconocen estar en juicio con esta trabajadora, pero aseguran que la situación provocada ha tenido que ver con su comportamiento para que “la echen” ya que llevaba muchos años trabajando por lo que "cobraría una buena indemnización".

‘Problemas solucionados’

El restaurante Emperador (en Plaça Pau Vila) también detalla su situación. “La denuncia es por un desacuerdo que hubo en la retribución con cinco personas del establecimiento, ellos denunciaron y llegamos a un acuerdo. Entre enero y abril se realizaron las pagas que exigían --los trabajadores-- y el tema está cerrado”, explica Toni, del Emperador.

Desde el restaurante agregan que las cinco personas con las que tuvieron el inconveniente “continúan trabajando con nosotros”.

Error en el listado

Jaume, de la Taberna Blai Tonight --que aparece por error en la lista de UGT-- explica el restaurante tiene 19 trabajadores y su dueño indica que están “todos súper contentos” y que todos “cobran por convenio”.

Consultado por este caso puntual, desde UGT explican que efectivamente ha habido un error por parte del sindicato, y se han comprometido a “revisar” este caso puntual de la calle Blai. 

Pocas declaraciones

El restaurant Green & Berry, en la calle Enric Granados, también figura en la lista. La encargada de prensa, Elisabeth ha dicho a Crónica Global que no puede “dar información sobre el tema”.

Quien sí ha respondido al requerimiento de información de este diario, es el personal del Hotel Soho House Barcelona (Plaça Duc de Medinaceli). “Cumplimos con el convenio laboral establecido. Actualmente estamos en conversaciones con UGT y hasta que el proceso no haya acabado y para no alterar el mismo preferimos mantenernos al margen y no hacer declaraciones al respecto”, ha indicado Cristina Rodenas, del departamento de comunicación del hotel.