Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manta térmica colocada en una piscina

Las ventajas de las mantas térmicas de Piscinas Athena

Ahora que se va acercando el buen tiempo es el momento de comenzar a preparar las piscinas para una nueva temporada de baño

7 min

Según los últimos datos que hemos obtenido, se estima que la demanda de piscinas a nivel particular crezca un año más. Ese aumento de la demanda viene producido por las altas temperaturas que se esperan y sobre todo por la búsqueda de bañarse sin la compañía de otras personas externas a la unidad familiar. Y es que a pesar de que la pandemia poco a poco se acaba, la verdad es que la población quiere seguir disfrutando del distanciamiento social. Todo eso nos permite ver que las piscinas particulares serán un año más las grandes protagonistas.

¿Cuáles son sus principales ventajas?

Para realizar este apartado del artículo nos hemos puesto en contacto con los profesionales de Piscinas Athena. Gracias a su ayuda hemos podido conocer de primera mano cuales son las principales ventajas de las mantas térmicas para piscinas. Como nos informan, es una de las principales herramientas que tenemos que usar para proteger la piscina. No todas las personas la usan, pero deberían hacerlo.

Visitando el catálogo de Piscinas Athena nos damos cuenta de la gran cantidad de mantas térmicas para piscinas que hay en la actualidad. Gracias a esa variedad, cada persona puede elegir la que mejor se adapte a tus necesidades por precio, materiales o tamaño. Y para que quede clara la importancia que tiene este elemento protector, te vamos a mostrar un listado de sus ventajas.

1- Agua caliente

Los expertos de Piscinas Athena nos indican que uno de los principales motivos por los que muchas personas las usan es porque permite tener el agua caliente durante más tiempo.

Es una gran alternativa para evitar que el calor se escape durante la noche.

2- Ahorro de energía

No importa el tipo de climatización elegida, debes saber que con una buena manta térmica podrás ahorrar mucha energía. Eso se debe a que el calor no se perderá, por lo que te costará menos esfuerzo energético mantener el agua a la temperatura adecuada.

Por supuesto, la protección dependerá del modelo elegido. Cuanta más calidad tenga, más aislará y en consecuencia más energía podrás ahorrar.

3- Limpieza

Se ha demostrado que la manta ayuda a que la suciedad no caiga en el agua, de aquí que la labor de limpieza resulte mucho más sencilla. La tierra, las hojas, las ramas… quedarán sobre ella y no sobre el agua.

Como puedes imaginar, es mucho más fácil barrerla que limpiar el agua, de aquí que la limpieza se vea favorecida por su uso.

4- Ahorro de tiempo

Gracias a que impide que la suciedad caiga en el agua, es mucho más fácil mantener el agua en perfectas condiciones.

Al estar el agua más limpia, la labor de limpieza te llevará mucho menos tiempo, de aquí que con su adquisición ahorres mucho en todos los aspectos.

5- Menos productos químicos

Pero con la manta térmica no solo vas a ahorrar tiempo, también dinero porque no tendrás que usar tantos productos químicos. El agua está limpia y en consecuencia su uso ya no será tan necesario.

Pero no solo nos ayuda a que el agua esté limpia, también evita que el agua se evapore mucho menos. Todo eso permite que el consumo de químicos sea mucho más bajo.

6- Reduce la presencia de algas

Gracias a la ayuda de Piscinas Athena hemos podido saber que también evita que las algas se desarrollen en el agua.

Si estás cansando de ver que tu piscina siempre esta turbia o de color verde, lo que necesitas es una buena manta térmica. Verás como las algas ya no proliferan y en consecuencia el agua siempre estará mucho más limpia. Por supuesto, al haber una cantidad mucho más baja de algas, también podrás reducir más todavía los químicos que pones en el agua.

7- Es fácil de poner y quitar

Otro de sus puntos fuertes es que son muy fáciles de poner y quitar. Son muchas las personas que piensan que son complicadas, pero no es así.

Cuando la tengas en casa, te acostumbras a ella y ponerla y quitarla te será muy sencillo. Incluso en las piscinas grandes la operación resulta muy sencilla.

¿Qué cuidados que requieren?

A pesar de que las mantas térmicas nos ofrecen muy buenos resultados, la verdad es que también necesitan de unos cuidados mínimos. El objetivo de los mismos es mantenerlas en perfectas condiciones y en consecuencia tener la certeza de que nos va a durar muchas temporadas. Si no la cuidamos, en poco tiempo se estropeará y en consecuencia habrá que cambiarla por una nueva o no podremos disfrutar de todas sus ventajas. Para guardarla, es importante doblarla o enrollarla de una manera adecuada. Recuerda, las bolsas de aire siempre deben quedar en la parte interior para que queden más protegidas.

Como hemos comentado anteriormente, la manta térmica se calienta. En el agua, no pasa nada porque ese calor pasa al agua, pero fuera de la piscina siempre hay que guardarla en un lugar protegido del sol. El calor podría estropearla y eso no nos interesa.

No hay que olvidar retirar la manta cuando se va a realizar un tratamiento de choque en la piscina. Se recomienda que no esté en contacto con el agua por lo menos hasta que hayan pasado 12 horas. Si está en contacto con ese tratamiento o cuando el nivel de cloro es superior a 1,3 ppm, el material sufrirá bastante.

Finalmente, debes enseñar a los niños a no explotar las burbujas de aire o perderá su eficacia y su función. Suelen llamar su atención, por lo que debemos enseñarles a no hacerlo para evitar que la manta quede inservible o pierda propiedades.

--

Contenido patrocinado