Menú Buscar
Imagen de archivo de un estanco / EP

La venta de tabaco mentolado, prohibida

Los establecimientos que ofrezcan el producto a partir del 20 de mayo se exponen a multas de hasta 10.000 euros

3 min

La venta de tabaco mentolado en los estancos queda prohibida a partir de este miércoles por una orden de la Comisión Europea. Los establecimientos qu mantengan la venta se enfrentan a sanciones de hasta 10.000 euros.

La prohibición afecta a un número reducido de fumadores en España, según la Mesa del Tabaco --entidad que agrupa a todo el sector, desde cultivadores hasta marcas y estancos--. En total, representan un 3% del total de ventas, aunque en Canarias la cifra asciende al 10%.

Normativa

La normativa de la Comisión Europea se aprobó en 2016 cuando decidió acabar con los cigarrillos con sabores y aromas, aunque los cigarros mentolados tuvieron una moratoria hasta el 20 de mayo de 2020. El objetivo es evitar hacer del tabaco un producto más atractivo de cara a la gente joven.

La restricción de la venta de cajetillas de mentolado no afecta al tabaco para pipa de agua (conocida como cachimba), ni a los llamados “productos de nueva generación”, como el tabaco calentado (del que en España existen dos referencias mentoladas a la venta), ni a los cigarrillos electrónicos (que no llevan tabaco sino líquidos, la mayoría con nicotina).

Multas

Los estancos, establecimientos de venta con recargo a través de máquinas en el caso de Península y Baleares, o vendedores minoristas y tabaquerías en el caso de las Islas Canarias que vendan cigarrillos o picadura con aroma a mentol a partir del 20 de mayo se exponen a multas de hasta 10.000 euros. De esta forma, la ley sanitaria española contempla su venta a partir de esa fecha como una "infracción grave", sancionable hasta por esa cuantía con una multa para el vendedor.

Con esta prohibición se acabará casi un siglo de existencia de los cigarrillos mentolados en la Unión Europea, desde que en 1925 fuesen creados en el Estado norteamericano de Ohio por un cajero de restaurante, de nombre Lloyd 'Spud' Hughes, a quien se le ocurrió mezclar trocitos de cristal de menta en su pitillo.