Menú Buscar
Imagen de Leo Messi con sus hijos y el campo de fútbol de la British School of Barcelona (BSB), del grupo Cognita / CG

'Vendetta' en el colegio de los Messi: "Echaron a mis hijos de 5 y 7 años porque protesté"

Un padre revela despotismo en la British School of Barcelona (BSB), la 'superescuela' de la estrellas del Barça: "Se han cebado conmigo y denunciaré penalmente"

7 min

Expulsados porque su padre se quejó de que cobraran las cuotas de escolarización pese a que no había clase. Dos niños de 5 y 7 años son víctimas colaterales del despotismo en la British School of Barcelona (BSB), la escuela de élite a la que acuden los hijos de estrellas del FC Barcelona como Lionel Messi o Luis Suárez. El afectado, una de las 500 familias que pidió descuentos a la gerencia por la caída de la actividad lectiva durante la reclusión, no se rinde y denunciará al centro por coacciones.

Lo cuenta en conversación con este medio. El calvario del denunciante empezó tras la declaración del estado de alarma y cierre de centros educativos en España en marzo. "Viendo la imposibilidad del colegio para realizar un servicio adecuado hacia nuestros hijos y a unas cuotas muy altas, un colectivo de 480 padres no organizamos para discutir las acciones y cartas a enviar a la escuela para intentar reducir cuotas durante esta crisis y para poder recibir la mejor educación online para nuestros hijos", explica. La interlocución de las familias la llevaban seis papás y mamás, incluida la fuente, que quiere permanecer anónima. Asegura que plantearon medidas "constructivas" y "jurídicamente bien argumentadas", pues entre los organizados había abogados.

 

 

Imágenes de actividades deportivas para niños en la British School of Barcelona / BSB INSTAGRAM

Expulsados por su "conducta"

No tuvieron éxito. El British School of Barcelona (BSB), parte del grupo global de colegios de élite británicos Cognita, no solo aprobó tímidos descuentos sin apenas actividad online, sino que mantuvo el mínimo contacto con los estudiantes. "De mis dos hijos, uno tiene un cuento virtual de cinco o diez minutos cada día. El otro, dos conexiones de diez minutos para repasar los deberes. ¿Merece esto el pago de 1.350 euros al mes?", se pregunta el progenitor. Es por ello que los casi 500 afectados plantearon descuentos mayores en las tasas de escolarización. "Queríamos pagar, pero no la integridad de las cuotas. Una parte justa y proporcional al servicio dado durante el confinamiento", se defiende. No fue posible. "La dirección, que comanda John Locke, se negó. Dijo que la ley no regía para ellos", apostilla.

La cúpula del British School of Barcelona, con John Locke y el embajador británico en España, Simon Manley / CG
La cúpula del British School of Barcelona, con el director, John Locke (4i) y el embajador de Reino Unido en España, Simon Manley (c) / BSB

Hubo más. Según él, amenazas y represalias. "Se colaron de incógnito en el chat de Telegram de las familias y buscaron quién se había organizado. Amenazaron a los padres y a mí me comunicaron la expulsión", ilustra. La carta final le llegó al vecino de Castelldefels (Barcelona) mediante burofax. "Me sentí humillado, maltratado. Pero más que a mí, el efecto fue sobre mis dos hijos. Con 5 y 7 años tienen que adaptarse al nuevo centro que les encuentre a toda prisa para el próximo curso, pues las presincripciones ya casi están cerradas. Cambiarán de colegio, de amigos y de sistema simplemente porque su padre ejerció de interlocutor con una petición colectiva al British School of Barcelona", resume.

Colegios: "Los profesores no están en ERTE"

Preguntado por la cuestión de las expulsiones, una portavoz del colegio de élite se ha remitido a la privacidad para no comentar los casos de las familias. Sí ha querido aclarar que "los profesores del British School no están en ERTE", un extremo que aseguran los padres. "Están en ERTE, claro, pero es algo que la dirección niega una y otra vez pese a la evidencia. Lo están, pero hacen sus dos horas al día para atender virtualmente a los niños. Eso también está notificado a Inspección de Trabajo, pues es un fraude a la legislación laboral", avisan. Antes de que la autoridad resuelva quién tiene razón, el British School of Barcelona, uno de los colegios más caros de la Ciudad Condal, con cuotas de hasta 14.800 euros al año, se enfrenta a más problemas. El padre cuyos hijos fueron expulsados denunciará por coacciones, sí, pero es que otras familias interpondrán reclamación colectiva contra el centro.

La acción judicial contra el colegio del grupo Cognita, cuya delegación en España comanda Germà Rigau, ex de Sony, Sharp y la agencia In-Store Media, no es nueva. Similares procesos colectivos organizados por papás y mamás están en preparación en Agora Internacional School de Sant Cugat del Vallès y Hamelin Laie de Montgat (Barcelona). Asimismo, revueltas de familias por un cobro ajustado de cuotas durante la reclusión han llegado a otros centros de prestigio como la American School of Barcelona (ABS), el cole de los hijos de Shakira y Gerard Piqué; o La Miranda, la institución educativa de los Abidal y Latre. En todos los casos las escuelas se han cerrado a exonerar a las familias del pago completo de cuotas. Lo han hecho avalados por Escoles Privades Independents de Catalunya (EPIC), la patronal de colegios privados que, a su vez, ha chuleado a las familias y ha rechazado cualquier cesión, anunciando que recomendaba a sus asociados seguir cobrando cuotas.