Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vista aérea del barrio de La Floresta de Sant Cugat, donde se han vuelto a producir robos últimamente / CG

Los vecinos de Sant Cugat vuelven a pedir más policías contra los robos

Los ladrones han entrado en algunas torres de la zona más alejada del barrio de La Floresta

3 min

El descenso de los robos con violencia en domicilios en Sant Cugat del Vallès apuntaba a un verano tranquilo para los habitantes del municipio barcelonés, pero parece que no será así, al menos, para todos. Los vecinos del barrio de la Floresta han iniciado una nueva campaña de firmas para pedir “actuaciones policiales” en la zona.

Ven el fenómeno de los allanamientos como una consecuencia de la crisis económica y aseguran que ese es el motivo de que hayan resurgido. “Muchos vecinos están preocupados por el aumento de los robos, ya que comportan peligro e inseguridad”, expresan.

Recogida de firmas

Lo hacen mediante la página web de Change.org, en la que se recogen firmas dirigidas al Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès, gobernado por la convergente Mercè Conesa. El impulsor de la iniciativa prefiere ocultar su identidad y se da a conocer como “un vecino anónimo de La Floresta”.

“Nos sentimos abandonados, ya que consideramos que no se toman las medidas necesarias para mantener un buen nivel de vigilancia”. Y reiteran la necesidad de que haya más patrullas policiales en el municipio para que frenen los delitos con los que llevan conviviendo más de un año.

Torres apartadas

Un portavoz de los vecinos de La Floresta explica a Crónica Global que no tiene constancia de que se hayan producido robos como la oleada que se vivió el verano pasado, en la que “casi los presenciabas cuando los cometían”.

Una de las secretarias de su entidad añade que ella sí ha oído que en “algunas torres desperdigadas” de la zona han entrado a robar en los últimos meses, aunque le sorprende que durante los eventos infantiles celebrados en Sant Cugat no se hayan cometido (“al menos que yo sepa”) más allanamientos.

Matizan que, personalmente, no han notado un incremento de la presencia policial en la zona. “Sí que va pasando la patrulla”, pero no se ha aumentado el número de agentes.