Menú Buscar
Uno de los okupas (i) y el arrendatario (d) de las viviendas de Montigalà, Badalona / CG

Los vecinos de un barrio de Badalona dicen "¡basta!" a los okupas

Más de 70 propietarios de inmuebles de la antigua Villa Olímpica de Montigalà reclaman amparo a la policía y al ayuntamiento contra “la mafia de los pisos okupados”

3 min

Los vecinos de los bloques de pisos que conforman la calle de Anna Tugas, del badalonés barrio de Montigalà, ya no aguantan más. La presencia de numerosas familias de okupas en los inmuebles se ha vuelto un verdadero problema de convivencia.

El último episodio que denuncian los vecinos se produjo la semana pasada, cuando un joven okupa saltó de balcón a balcón y se introdujo en una vivienda habitada por una  familia de propietarios. El joven, que fue cazado prácticamente en el acto, trataba de llevarse dos iPad y otros objetos de valor del piso.

Tras la denuncia ante los Mossos d'Esquadra, se ha hecho cargo del caso la fiscalía de menores.

Detalle de los cortes de suministro de uno de los bloques / CG

Detalle de los cortes de suministro de uno de los bloques

Petición de amparo

Los vecinos ha pedido amparo al ayuntamiento porque se sienten amenazados por esos okupas que, de forma descarada e impune, se han conectado al fluido eléctrico y al abastecimiento de agua de la comunidad.

Una portavoz vecinal asegura que han identificado, incluso, a un hombre que vende “contratos de alquiler” de los pisos vacíos a okupas españoles y extranjeros.

Los vecinos hablan de mafia en toda regla y piden amparo al ayuntamiento. Sin embargo el consistorio de Badalona guarda silencio, y en las contadas ocasiones en que algunos de sus representantes se han personado en el barrio, según los vecinos, han aducido motivos de desamparo social para no instar el desalojo de esas familias.

Inseguridad vecinal

Sin embargo, los vecinos hablan de problemas de seguridad ciudadana y de falta de paz social en el barrio, una de las zona más emblemáticas de Badalona ya que fue construida al albor de los Juegos Olímpicos del 1992.

Los propietarios, más de 70 familias, piden a la empresa inmobiliaria dueña del grueso de los pisos vacíos u okupados que ponga todos los medios legales a su alcance para evitar las okupaciones de unas viviendas cuyo “alquiler” se está cobrando en el mercado negro con absoluta impunidad.

Esta semana, en plena reunión de los propietarios de uno de los bloques afectados irrumpió un familia de okupas. Uno de sus miembros preguntó a los allí presentes: “¿Saben qué pisos están desocupados en esta escalera?".

Destacadas en Vida