Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Concentración en repulsa por la violación de una menor en Igualada / TWITTER

Los vecinos de Igualada alertaron al alcalde de la inseguridad antes de la violación de la menor

El consistorio niega que exista un problema de orden público y achaca el miedo infundado a una campaña de la oposición

6 min

Todas las asociaciones vecinales de Igualada, a excepción de una, firmaron una carta con fecha del 22 de septiembre en la que solicitaban una reunión urgente con el alcalde de la localidad, Marc Castells (PDECat), para tratar la falta de seguridad en la ciudad. En el presente escrito, las asociaciones mostraban su intención de colaborar con el consistorio para mejorar la situación de inseguridad ciudadana. Un mes después de este aviso, se produjo la salvaje violación de una menor en el municipio que está bajo investigación. 

El motivo de esta carta presentada por las asociaciones de vecinos son una serie de incidentes ocurridos durante los últimos meses y relacionados con el ocio nocturno. Episodios de vandalismo, ruido hasta altas horas de la madrugada y reyertas en plena calle. Estos hechos, unido a la ausencia de patrullas policiales, acabaron con la paciencia de los vecinos, que trasladaron su preocupación a las diferentes asociaciones que les representan.

Escrito presentado por las asociaciones vecinales
Carta presentada por las asociaciones vecinales de Igualada 

El ayuntamiento lo desmiente

Sin embargo, desde el ayuntamiento lo desmienten. “Esto no se basa en datos objetivos. Si nos comparamos con nuestro entorno estamos en una ciudad en la que hay seguridad”. La respuesta del alcalde en una entrevista ofrecida en el diario local La Veu fue la misma. “Esta falsa imagen de inseguridad se trata de una campaña de desprestigio orquestada desde la oposición”. Según el regidor, las 12 asociaciones vecinales firmantes están politizadas. Además, Castells incidió en el hecho de que la seguridad ciudadana no depende de la gestión municipal sino que es una cuestión que compete a los Mossos d’Esquadra.

En el último pleno, la tónica fue la misma. La discusión por la seguridad ciudadana fue uno de los puntos que acabaron con la confrontación de la alcaldía y los grupos de la oposición. En este sentido, aunque en los últimos años se ha producido un incremento de los efectivos de la policía municipal, la ausencia de agentes en las calles genera malestar en determinados barrios de la localidad.

La menor en estado grave

Pocos días después de esta crisis municipal saltaba la noticia de la brutal violación a una menor de 16 años en una zona industrial del municipio. La víctima, que se encuentra en estado grave en la UCI del Hospital Sant Joan de Deu, fue encontrada desnuda y en estado de inconsciencia por un camionero que, en un principio, la dio por muerta. La tapó con una manta hasta que llegaron los servicios de Emergencias, que confirmaron que aún estaba viva y la trasladaron primero al centro sanitario de la localidad. Desde allí fue derivada a uno de los hospitales de mayor excelencia en el trato a niños y adolescentes. La menor sufre una fractura craneal y varios desgarros en la zona genital y anal por los que ha tenido que ser sometida a varias intervenciones de las que se recupera. 

La chica regresaba de una fiesta de Halloween celebrada en la sala Epic de Igualada y se dirigía a tomar un tren hacia Vilanova i la Geltrú, donde reside su madre, cuando fue asaltada y agredida sexualmente por una o más personas. Los Mossos d’Esquadra intentan localizar al acompañante que supuestamente habría abandonado la sala junto a la joven. Así lo han relatado las amigas de la chica, las últimas personas con las que mantuvo contacto antes de dirigirse hacia la estación de tren a la que nunca llegó. 

Fuentes de la policía autonómica confirman que, por el momento, no se ha producido ninguna detención en relación a este caso. La investigación continúa en marcha y ahora se intenta identificar al acompañante mediante las cámaras de seguridad que hay en el entorno de la sala de fiestas, según La Vanguardia

No se plantean tomar medidas

Mientras tanto, desde el Ayuntamiento de Igualada afirman que se han puesto a disposición de los Mossos d’Esquadra y de la Policía Local, encargados de la investigación, todos los medios a su alcance para ayudar a esclarecer las circunstancias en las que se produjo la presunta agresión sexual. Asimismo ayer, martes, organizaron una concentración como muestra de repulsa y para ofrecer ayuda y apoyo a la víctima y a sus familiares.

Sin embargo, desde el consistorio aseguran que esperarán a tener más información por parte de la policía antes de tomar medidas con respecto a reforzar la seguridad o instalar cámaras en zonas con menos presencia policial.  “Si el ayuntamiento tiene que tomar algún tipo de medida, la tomará, pero por el momento no nos lo planteamos. Ya se verá”.