Menú Buscar
Vecinos de Drassanes captan consumo de drogas en plena calle / VECINOS DRASSANES

Vecinos de Drassanes denuncian inacción municipal frente al consumo y venta de drogas en plena calle

Residentes reclaman el cierre o traslado de la narcosala Baluard por su efecto llamada para toxicómanos, que ni si quiera puedan acceder al espacio

3 min

"Después de semanas de reuniones y denuncias, continuamos igual". Así lo denuncian vecinos de Drassanes, hartos de la venta y consumo de drogas en los alrededores de la sala de venopunción Baluard de Barcelona. Pese a que el centro está ideado para que los adictos consuman dentro, en condiciones de salubridad, residentes sufren a diario la presencia de aquellos que se pinchan en la calle a plena luz del día, y allí abandonan los restos; jeringuillas con las que se topan cada pocos metros, lamentan. 

Ya el pasado julio, uno de los afectados, miembro de la asociación Amics de l'Arc del Teatre i Rodalies, explicó a Crónica Global que la situación era "crítica" e "insostenible". Dos meses después, y tras insistentes reclamos al gobierno municipal, no han notado ninguna mejoría. A cualquier hora del día son testigos de como los toxicómanos consumen entre coches, sentados en la acera, o cerca de un parque infantil. No es seguro, advierten, ni para los vecinos ni para los propios adictos.

Cierre o traslado de la narcosala

Por este motivo llevan meses reclamando el traslado o cierre de la narcosala, ya que, argumentan, no cumple su función. Todo lo contrario, ya que los vecinos señalan que el equipamiento sociosanitario actúa como reclamo para consumidores, no solo del Raval, sino de otros barrios, y advierten que la zona se ha convertido en un "supermercado de la droga". 

 

 

Consumo de drogas a plena luz del día en Barcelona / VECINOS DRASSANES

Hartos de encontrar “agujas, orines y defecaciones” bajo sus casas, también alertan de peleas frecuentes y robos. La narcosala "no cumple su función, si compran y consumen fuera, nadie controla lo que se meten", apuntaba uno de los afectados, quien añadía: "Al final, se ha convertido en un llamamiento para drogarse". 

Presencia policial

Desde el Ayuntamiento de la capital catalana aseguran que "hace meses" que efectivos de Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana patrullan por la zona para garantizar la seguridad, mientras los vecinos vuelven a denunciar que la situación es insostenible. 

Destacadas en Vida