Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos sanitarias de un ambulatorio vacunan a una ciudadana contra el Covid-19 / EP

La variante Delta coge a los ambulatorios catalanes bajo mínimos

Salut anuncia ahora que "descongestionará" la atención primaria tras congelar la contratación de médicos en verano

3 min

La explosión de la variante Delta del coronavirus, muy virulenta, ha cogido a la atención primaria en mínimos en Cataluña. El Departamento catalán de Salud ha anunciado que "adaptará los protocolos" en los ambulatorios ante el descontrol de contagios. El anuncio llega pocos días después de que Metges de Catalunya alertara de que el Govern ha congelado las contrataciones de verano. 

Ello cambiará a partir de este mismo lunes, según la secretaria de Salud Pública de la Generalitat de Cataluña, Carmen Cabezas. La Consejería "ha adaptado los protocolos para agilizar la realización de diagnósticos y poder seguir vacunando". 

"Preocupados"

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Cabezas ha admitido "preocupación" por la alta transmisibilidad del virus entre la población joven, que aún no ha recibido la inmunización ante el virus. No obstante, la alto cargo ha recordado también que los hospitales presentan una baja ocupación y que la mortalidad sigue bajo mínimos. Cabe tener en cuenta que la edad media de los nuevos contagiados se mueve al entorno de los 26 años y la de los pacientes que requieren atención médica por el Covid unos 55. 

La situación en el nivel hospitalario es distinta en la atención primaria. La secretaria de Salud ha reconocido que la variante delta ya satura los ambulatorios, que tiene la misión de vacunar y realizar pruebas diagnósticas. El número de test se ha disparado en los últimos días, según Cabezas, por lo que se impone la "racionalización de pruebas, medidas y actuaciones". Será a partir de hoy, cuando las gerencias recibirán comunicados en este sentido. 

Metges ya lo advirtió

El giro de guión del Departamento catalán de Salud con la atención primaria en verano llega después de que el sindicato mayoritario de facultativos, Metges de Catalunya, advirtiera de que el plan de vacaciones significaría un "sobreesfuerzo" para los profesionales. Todo ello, en una actividad que arrastra una carencia del 10% del personal desde los recortes efectuados cuando Boi Ruiz era consejero de Salut. Es decir, en la doble recesión de 2010. 

La plataforma social lanzó la advertencia de la situación laboral de los próximos meses el 23 de junio. El sindicato recordó que la Consejería prevé mantener abiertos el "90% de los recursos estructurales" con el mismo número de sanitarios. Ante ello, la agrupación vio el plan de refuerzo "indignante". Casi 15 días después, la consejería ha reaccionado.