Menú Buscar
Imagen del acto vandálico en la cristalera del Zara de Portal del Ángel en Barcelona por la huelga feminista del 8M / CG

Vandalismo contra un Zara en Barcelona por la huelga feminista

Radicales pegan carteles en la cristalera y encienden artefactos de humo ante la tienda de Inditex en Portal del Ángel por el 8M

03.03.2018 15:38 h.
3 min

Vandalismo contra un Zara en Barcelona por la huelga feminista convocada para el próximo 8 de marzo. Radicales han pegado carteles en la cristalera y han encendido botes de humo ante la céntrica tienda de Inditex en el Portal del Ángel de la Ciudad Condal hoy sábado, 3 de marzo.

En un vídeo publicado por el sindicato CNT, se observa como media docena de activistas pegan carteles en los cristales del establecimiento y encienden artefactos de humo violeta ante el mismo. Durante la acción, el punto de venta ha tenido que bajar la persiana e impedir el acceso a los clientes. De hecho, el corto muestra a compradores refugiándose en la boutique.

Previa a la huelga del 8M

El acto vandálico contra  Zara en Barcelona es previo a la convocatoria de protestas que van desde paros parciales a una convocatoria de huelga general por parte de sindicatos minoritarios en ocasión del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

CCOO y UGT han registrado en Cataluña la petición de hacer paros parciales de dos horas con la reivindicación principal de acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo. La patronal Foment del Treball rechaza la convocatoria al considerarla política y social y no laboral. Sindicatos minoritarios como CGT o CNT extienden la llamada a las 24 horas que también será, aseguran, de "consumo y cuidados".

Los 'indepes' se cuelan en la convocatoria

En paralelo a la discusión sobre la convocatoria, el independentismo catalán también trata de patrimonializar la jornada de protestas por la igualdad de género.

Los Comités de Defensa de la República (CDR) se han sumado a las movilizaciones y han conseguido colar el rechazo a la intervención policial del 1 de octubre durante el referéndum ilegal de secesión y al artículo 155 de la Constitución en el manifiesto unitario. Ello ha sublevado a algunas de las participantes, que han acusado al soberanismo de "adueñarse" de la jornada violeta para sus propias reivindicaciones.