Menú Buscar
Algunos vecinos han cambiado las indicaciones para llegar al Parc Güell / CG

La venda antes de la herida

El barrio de Vallcarca, en el noroeste de Barcelona, busca soluciones para escapar del turismo

4 min

Vallcarca no es un barrio afectado por el turismo masivo de Barcelona, ni quiere convertirse en ello. Los vecinos de la zona están atemorizados por lo que ya se palpa en otras áreas de la ciudad. Renuncian a que se les bautice como “el nuevo Poblenou, Sant Antoni o Ciutat Vella”.

Una imagen del barrio de Vallcarca, al noroeste de Barcelona / CG

Una imagen del barrio de Vallcarca, al noroeste de Barcelona / CG

La gentrificación amenaza. Los turistas ya se dejan ver por la zona. Su parada de metro tiene buena conexión. “Estamos a cinco minutos del Parc Güell y Gràcia”, explica José González, uno de los miembros de la asociación Som Vallcarca, a Crónica Global.

Colectivos de residentes de la zona han cambiado algunas indicaciones que llevan al complejo diseñado por Gaudí para disuadir a los visitantes y que no lleguen al barrio. Quieren tranquilidad. González explica: "No sabemos quiénes son los autores", pero quieren "mostrar hostilidad".

Pintadas que han aparecido en varias calles de Vallcarca que protestan contra el turismo / CG

Pintadas que han aparecido en varias calles de Vallcarca que protestan contra el turismo / CG

32 pisos turísticos no regulados

En la actualidad, Vallcarca cuenta con 32 pisos turísticos no regulados y con varios hostels, según recoge un informe de la Asamblea de Vecinos. El precio medio del suelo se encuentra en 3.719 euros por metro cuadrado. La aparición de varios carteles con el mensaje “compro vivienda no importa el estado” ha caldeado los ánimos.

Los vecinos quieren prevenir la masificación que se respira en el centro de Barcelona. Rechazan convertirse en una demarcación turística. “Nuestra lucha es evitar que pase como en otras zonas, donde se está expulsando a los vecinos de sus casas”, indica González.

Vallcarca abarca 14.000 metros cuadrados de suelo urbanizable. El 60% pertenece al ayuntamiento, mientras el 40% restante es propiedad de la inmobiliaria Nuñez y Navarro. La constructora del expresidente del FC Barcelona posee los mejores terrenos de la zona: “Dominan el núcleo antiguo”, indica González.

En 2014, con Xavier Trias (CiU) en la alcaldía, el Gobierno municipal redactó un proyecto de reordenación urbanística de la zona más céntrica del barrio. Se organizaron una serie de mesas técnicas. Desde entonces, los vecinos no han visto “ningún avance” por parte del organismo municipal.

Movilización vecinal

Las entidades vecinales no han esperado para movilizarse. Hace pocos días se reunieron con los directivos de Nuñez y Navarro. Querían conocer las pretensiones de la empresa en Vallcarca. Fuentes de la constructora cuentan a este medio que la reunión trascendió de manera “cordial” y que se respetó “la opinión de los residentes”. La compañía deja claro que “puede edificar” pero sin "previsión" de cimentar pisos turísticos. Este negocio no es la especialidad de la inmobiliaria más grande de Cataluña que no cotiza en bolsa.

Los vecinos y la misma empresa han solicitado una reunión a tres bandas con el consistorio barcelonés. “Aún no han respondido”, indica el presidente de la asociación vecinal, Iru Moner.

Los próximos meses serán claves para el devenir de este barrio del noroeste de Barcelona. Este sábado, los vecinos se reunirán en la plaza Lesseps para protestar contra la especulación inmobiliaria en la ciudad y defender el núcleo antiguo de su barrio.