Menú Buscar
Fortnite es un videojuego gratuito desarrollado por Epic Games

Usuarios hartos del fenómeno Fortnite quieren prohibir el juego

Se han puesto en marcha varias peticiones en Change.org que piden la prohibición de Fortnite, un juego que consideran “adictivo”

08.04.2018 18:21 h.
3 min

Fortnite es uno de los videojuegos más populares del momento. Lo es gracias a su modo battle royale, en el que hasta cien personas luchan por sobrevivir en un mismo campo de batalla, y a que muchos de los youtubers con más suscriptores se han enganchado a él, publicando numerosos vídeos de sus partidas. El fenómeno Fortnite no deja de crecer, algo positivo para muchos jugones, pero que no ven con tan buenos ojos algunas personas que todavía no han caído en las redes de este título desarrollado por Epic Games…

¿Un videojuego adictivo?

En Reino Unido han aparecido varias campañas de recogida de firmas a través de la plataforma Change.org que tratan de alertar sobre los peligros de un juego que consideran “adictivo”. Estos son algunos de los mensajes que se han compartido para tratar de animar a la gente a que apoye la propuesta de prohibir Fortnite:

"Fortnite es molesto. Es una distracción cuando la gente habla de ello en clase. Está provocando que bajen las notas de mi amiga, que se ha vuelto una adicta al juego. No sé qué hacer, ella está tirando por la borda su vida por culpa del juego".

"Fortnite se está convirtiendo en algo más que un juego, se está convirtiendo en una obsesión enfermiza. He escuchado a niños decir cosas como '¿por qué molestarse en leer libros o trabajar cuando puedo estar jugando a Fortnite?'. Esto tiene que acabarse YA".

"Fortnite está acabando con la interacción social en las relaciones. Sería diferente si el juego fuera un poco interesante, pero lo único que está haciendo es arruinarlo todo"

Estigmatizar a los jugones

De forma paralela a estas acusaciones, la BBC se ha hecho eco de un estudio llevado a cabo por Andrew Reid sobre Fortnite. El investigador de la Glasgow Caledonian University ha admitido que para ciertas personas es difícil dejar de jugar al título de Epic Games, pero se muestra contrario a utilizar el término "adicción". Lo considera inapropiado porque en su opinión podría "estigmatizar" a los consumidores habituales de videojuegos. Y en su estudio se han descubierto “aspectos positivos” de jugar con videojuegos.