Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Contenedores para el reciclaje de residuos / EFE

El uso de los contenedores amarillo y azul aumenta en 2020

276.505 toneladas de envases domésticos han sido procesados para su posterior reciclaje, un 2,1% más que en el año 2019

3 min

El uso del contenedor amarillo, destinado a envases de plástico, latas y y elementos similares, ha crecido un 8,1% y el del azul, para papel y cartón, un 2,2% en 2020. En total, se entregaron 270.717 toneladas de envases domésticos a instalaciones de reciclaje. Así se desprende de los datos de participación ciudadana proporcionados por las 947 entidades locales que prestan el servicio de recogida de estos residuos en Cataluña.

Según ha señalado Ecoembes en un comunicado, a pesar de la excepcionalidad vivida durante gran parte del 2020 y que continúa en la actualidad como consecuencia de la pandemia, “el reciclaje de envases volvió a consolidarse un año más como una práctica medioambiental muy extendida en la sociedad catalana".

22 kilos por persona

Los datos señalan que cada ciudadano depositó 22 kilos de residuos, un 8,1% más respecto al año anterior, en los 38.367 contenedores amarillos y a través de los sistemas de recogida selectiva puerta a puerta. En los últimos cinco años, esta cantidad se ha incrementado un 42%, lo que "refleja el creciente compromiso ciudadano con el reciclaje de estos envases", ha expresado la organización ambiental.

En la misma línea, añade que "hay que seguir reforzando y sensibilizando para afinar la separación que los ciudadanos hacen en sus hogares, ya que de los kilos que cada persona depositó en el contenedor amarillo, 5,7 de ellos fueron de residuos que no son envases".

Aumento del 39%

Por su parte, los datos de la colaboración ciudadana con el reciclaje a través del contenedor azul señalan que creció un 2,2% gracias a que cada catalán depositó 27,3 kg de papel y cartón en los 36.347 contenedores azules. Esta cifra supone un aumento del 39% en los últimos cinco años.

En contraposición a la subida de la recogida selectiva en la calle, la reducción de la actividad comercial, empresarial y de eventos en los lugares de gran concurrencia supuso una menor recogida de envases domésticos en estas ubicaciones. En este sentido, Ecoembes ha detallado que, en total, gracias al esfuerzo y compromiso de la sociedad catalana, “en 2020 se entregaron a instalaciones recicladoras homologadas un total de 276.506 toneladas de envases domésticos para su posterior reciclaje, un 2,1% más que el año anterior".