Menú Buscar
Iñaki Urdangarin en una fotografía de archivo / EFE

Urdangarin recibe permiso para salir de prisión en Navidad

La decisión de la cárcel de Brieva en la que se encuentra debe ser corroborada por un juez de vigilancia penitenciaria

3 min

Iñaki Urdangarin ha recibido su primer permiso ordinario para salir de la cárcel de Brieva durante Navidad. La junta de tratamiento de la prisión abulense le ha concedido siete días de libertad (en distintos grados) en estas fechas. Tras el visto bueno de la institución, un juez de vigilancia penitenciaria estudiará el caso y será el que tenga la última palabra sobre el permiso

El marido de Cristina de Borbón realizó una petición de una semana para poder pasar las Navidades fuera de la cárcel. Desde Brieva han aceptado esta petición, aunque con reservas. De los siete días en los que podrá salir de prisión, cuatro de ellos podrá dormir fuera del centro penitenciario, mientras que los tres restantes deberá personarse allí para pasar la noche.

Régimen de segundo grado

Urdangarin se encuentra en la cárcel desde hace 17 meses por su implicación en el Caso Nóos, en régimen de segundo grado. La normativa penitenciaria estipula que los reos con este grado pueden disfrutar de 36 días al año de libertad de forma ordinaria, distribuidos en dos semestres y con un máximo de siete días seguidos de permiso.

Para conseguir uno de estos permisos, el régimen penitenciario estipula que el reo debe tener buena conducta y haber pasado, como mínimo, una cuarta parte de la condena impuesta. Urdangarin cumple dicho requisito desde la última semana de noviembre, cuando se cumplieron 15 meses desde su encarcelación --pesa sobre él una condena de cinco años y diez meses.

Permiso para ser voluntario

El marido de la Infanta ya disfrutó de un permiso en septiembre de 2019. En aquella ocasión, Urdangarin asistió a un voluntariado en un hogar religioso de Pozuelo (Madrid).

El juez dictaminó, entonces, unas salidas más restringidas que las que ahora le ha concedido la cárcel de Brieva, ya que únicamente podía estar fuera del centro dos veces por semana y un máximo de ocho horas al día.