Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un urbano baila mientras dirige el tráfico en una calle de Barcelona / TIK TOK

Un urbano bailarín en las calles de Barcelona

Un vecino publica en tik tok un vídeo en el que se ve a un agente de la urbana bailando mientras dirige el tráfico

3 min

El vídeo de un guardia urbano de Barcelona dirigiendo el tráfico se ha hecho viral por lo curioso e inesperado del hecho en cuestión. Una vecina ha compartido en Tik Tok una grabación desde un balcón de un edificio de la ciudad en la que se observa a un agente de la urbana dirigiendo el tráfico. Nada extraño, en principio. Sin embargo, en un momento dado el policía, de apariencia joven, comienza a bailar entre los vehículos que circulan por la calle, llamando la atención de las personas que presencian la escena desde sus casas y de los propios transeúntes y conductores. 

En concreto, son dos vídeos cortos amenizados con una canción pegadiza y con la duración necesaria para poder ser publicado en Tik Tok. En uno de ellos se ve al urbano realizando movimientos indiscutibles de baile. En uno de ellos, el agente se acerca a una joven que circula en una moto y el la vecina que lo graba con su móvil interpreta que le dice "Son las 7.30. No puedes pasar, toca manifestación", hasta que la motorista sigue su camino después de decirle algo. Inmediatamente, se acerca a un coche y a la altura de la puerta se sitúa frente al conductor para continuar con sus movimientos de 'estrella de discoteca'.

 

 

Habitual en otros países

En el otro vídeo, el joven policía vigila cómo varias personas atraviesan el paso de peatones y de repente se acerca a la acera para seguir con su baile ante un señor mayor que está paseando el perro. De repente, corre hacia un vehículo que está parado en la intersección entre dos calles y continúa con el espectáculo ante la mirada, suponemos que atónita, de los transeúntes.

La imagen de policías bailando en plena calle mientras dirigen el tráfico es extraña para nosotros pero en otros países es mucho más común que se viralicen vídeos en los que los protagonistas son agentes de tráfico o del orden en pleno éxtasis bailarín. Brasil, Nueva Zelanda, Colombia o Estados Unidos son lugares donde es más habitual ver este tipo de escenas.