Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una persona en situación de pobreza / EFE

Uno de cada cinco catalanes vive en riesgo de pobreza

Aunque está lejos de los registros del resto del territorio nacional, especialmente de los de la mitad sur, Cataluña, con un 18,8% de personas en riesgo de exclusión, apenas ha mejorado los niveles

Fernando Baquero
7 min

El 18,8% de los catalanes (1.428.800) está en riesgo de pobreza o exclusión social, según el último Informe AropeEl Estado de la Pobreza. España 2020 X Informe anual sobre el riesgo de pobreza y exclusión, realizado por EAPN España, que forma parte de la Plataforma Europea de Entidades Sociales que trabajan y luchan contra la Pobreza y la Exclusión Social en los países miembros de la Unión Europea.

Es decir, que uno de cada cinco catalanes vive al límite o por debajo de sus posibilidades, según ese índice, que mide la pobreza no solo con los ingresos, sino también incluye la privación material severa y baja intensidad de empleo.

Igual que hace un año

Aunque son datos menos preocupantes que los que arroja globalmente el resto de España, lo cierto es que la situación no ha variado absolutamente nada con la situación que se registraba en Cataluña hace sólo un año, cuando la cifra era prácticamente la misma, un 18,9%, equivalente a 1,43 millones de personas.

En 2008, cuando se dio a conocer el primer Informe Arope, las personas en riesgo de pobreza en Cataluña era de 1.730.000, por lo que se puede establecer que en una década el panorama no ha mejorado demasiado. En 2012 se llegó al tope, con un 22,6%  y en 2014, un 21,8%.

Infografía: El 25% de los españoles, en riesgo de pobreza | Statista 

Cataluña, sexta en el 'ranking'

Si comparamos estos resultados con el resto del territorio nacional, Cataluña no es de las que peor panorama ofrece. Sólo Navarra (11,75), País Vasco (14,4%), Baleares (15,1%), La Rioja (15,2%) y Castilla León (16,7%) están en mejor situación. En cambio, está prácticamente al mismo nivel que Madrid, que arroja un 19%.

Las diferencias entre regiones son más que evidentes y pueden llegar a suponer para este año más de 26 puntos entre las zonas más pobres y las que mejor están soportando la crisis.

El 25,3% en el ámbito nacional

Un total de 11.870.000  personas,  que  supone el  25,3% de la población española está en valores peligrosos. Con una reducción de ocho décimas con respecto al año anterior, la cifra supone mantener la tendencia descendente por quinto año consecutivo. En combinación con el aumento de la población, la reducción del Arope implica que unas 301.000 personas dejaron de estar en riesgo de pobreza o exclusión social este último año

Con respecto al año pasado, el indicador bajó ocho décimas, lo que combinado con el leve aumento de la población, implica que unas 301.000 personas dejaron de estar en riesgo de pobreza o exclusión social.

Reducir un millón de personas en situación límite

España tiene la séptima tasa de pobreza --Arope-- más alta de todos los países miembros, 4,3 puntos superior a la media de la UE. Además es el cuarto país con peor evolución de la tasa desde el año 2008.

A  pesar de recuperar gran parte de lo perdido en los años de crisis, el indicador se mantiene, aún, 1,5  puntos porcentuales por encima de los registrados en el año 2008. En términos absolutos, si en el año 2008 había unos 10,87 millones  de personas en Arope y en 2019 sumaban 11,87  millones, entonces, para hablar de una verdadera recuperación es necesario reducir en un millón más el número de personas que viven en riesgo de pobreza o exclusión social. Si se mantuviera el ritmo de reducción del año pasado, se tardarían otros cuatro años en conseguirlo.

La pobreza divide a España en dos

Según los números que arrojaba 2019, se mantiene intacta una línea imaginaria entre una zona norte en el que esta tasa de riesgo de pobreza y exclusión social ronda el 20% (con Navarra y País Vasco con valores inferiores a un 15%) y un sur más pobre, con una proporción de personas en situación de riesgo entre el 30% y casi el 46%.

Las comunidades autónomas situadas al sur de Madrid, por el contrario, muestran tasas muy elevadas, que pueden llegar a ser hasta 26 puntos porcentuales más elevadas que las del norte.

El 49,3% vive al límite

En global, la mitad de los españoles -el 49,3 %- no están preparados para afrontar una crisis porque viven al límite de sus posibilidades, ya que el trabajo no les saca de la precariedad en la que están instalados: las personas con empleo son ya el grupo más numeroso entre los pobres en España.

Por edades, uno de cada cuatro menores de 18 años está en por debajo del límite aceptable, al igual que cerca de 1,3 millones de personas mayores de 65 años. 3,1 millones de mujeres viven en hogares con baja intensidad de empleo.

Destacadas en Vida