Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la 'fiesta de bienvenida' a los estudiantes en la Universidad de Lleida / CG

Universidad y Diputación de Lleida montan una farra en plena pandemia

Fecasarm denuncia "agravio comparativo" con el ocio nocturno y propone pruebas piloto en discotecas para analizar las medidas de seguridad

3 min

La Universidad de Lleida y la Diputación provincial organizaron ayer jueves, 8 de octubre, una macrofiesta estudiantil de bienvenida a los nuevos alumnos. Centro universitario e institución supramunicipal patrocinaron una juerga para universitarios pese a la situación pandémica, la prohibición de reuniones de más de seis personas y el cierre gubernativo del ocio nocturno en Cataluña.

Lo ha denunciado Fecasarm, quien ha preguntado al Departamento de Interior y a Protección Civil bajo "qué parámetros" se celebró la juerga nocturna. Según la organización que preside Joaquim Boadas, la farra supone un "agravio comparativo" con el ocio nocturno, que permanece cerrado por orden de la Generalitat de Cataluña para, en teoría, controlar el contagio con el virus.

"Puede acabar como Valencia"

La entidad empresarial ha alertado de la fiesta en la Universidad de Lleida, sí, pero también de otra juerga en un beach club de Tarragona, una suerte de fiesta semiclandestina de estudiantes. David López, presidente de Fecasarm, ha advertido de que ambos eventos "podrían hacer aumentar el número de contagios" y "acabar como Valencia".

Se refiere López al caso de la fiesta de estudiantes de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) que residen en el colegio mayor Galileo Galilei, que terminó con 120 infectados y 25.000 estudiantes aislados para evitar más contagios dos semanas atrás. Ante las nuevas fiestas estudiantiles idénticas en Cataluña, la organización empresarial se declara "perpleja" y pide explicaciones a Interior y a Protección Civil, además de a las universidades que dan apoyo a estos actos multitudinarios.

Pruebas piloto

Además de las quejas, la asociación patronal ha informado de que ha retomado el diálogo con el Departamento de Interior, el de Salud y Protección Civil para una reapertura controlada del sector, que ha sufrido graves afectaciones económicas, pues está cerrado por orden del Govern desde el 24 de julio.

A este respecto, Fecasarm propone una fórmula que ya se ha probado en otros países, como Colombia, para combinar ocio nocturno seguro con control pandémico. Son las pruebas piloto, aperturas de diez discotecas y salas de fiestas de distinto tamaño sin público para testear las medidas de seguridad. Solo cuando las autoridades se cercioran de que en los clubes funcionan las medidas se permitiría la puesta en marcha de los locales.

Destacadas en Vida