Menú Buscar
Imagen del proyecto de la Universidad de Barcelona para el nuevo Campus de Les Arts / UNIVERSIDAD DE BARCELONA

La Universidad de Barcelona impulsa un nuevo Campus de Les Arts

La villa universitaria estará en Poblenou y sustituirá a unas naves protegidas en desuso de Can Ricart

María Díaz
09.05.2019 20:23 h.
3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha dado el visto bueno a un anteproyecto presentado por la Universidad de Barcelona para construir un nuevo Campus de Les Arts. La idea es reconvertir unas naves industriales abandonadas junto al parque central del Poblenou en un punto de referencia cultural y educativa. Las construcciones, que fueron declaradas Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN) en el año 2007 por la Generalitat, llevan en desuso más de una década y suponen un total de 6.800 metros cuadrados del recinto de Can Ricart.

La iniciativa presentada por la Universidad de Barcelona, en la que han colaborado casi una veintena de instituciones y entidades educativas de Cataluña, prevé que esa extensión de terreno se transforme con nuevos edificios dedicados a la investigación y formación artísticas. No sólo el Ayuntamiento de la ciudad condal ha dado el visto bueno a la iniciativa, también la Generalitat aprueba la reconversión de estas naves con reconocimiento BCIN de Can Ricart abandonadas.

Investigación y laboratorios audiovisuales

El proyecto recoge entre sus páginas que las naves se reformen por completo aunque manteniendo su estructura arquitectónica, y se repartan en tres plantas espacios dedicados a aulas tradicionales, de investigación y creación, a laboratorios audiovisuales, a platós de televisión, a un auditorio, a despachos y a zonas comunes. El rector de la Universidad de Barcelona, Joan Elias, cree que se cumplirán los plazos previstos y que en 2020 comenzarán las obras de remodelación. Es precisamente el próximo año cuando concluye el plazo de cesión de cincuenta años que el Ayuntamiento de Barcelona concedió por la gestión de las naves de Can Ricart.

Los responsables de esta iniciativa recuperarán la torre del reloj y el puente que conecta una de las naves en desuso con la del Centro de Producción Hangar situada junto a ella. Ambos son los elementos más significativos del conjunto arquitectónico de Can Ricart. Para la recomposición de la fachada se aplicarán pigmentos originales y las ventanas de la pared principal serán restauradas a fin de mantener el carácter industrial del edificio.