Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en Viladecans durante la pandemia / CG

La Unidad Militar de Emergencias participa en la extinción del incendio de Artesa de Segre

Los cuerpos de emergencia trabajan para mitigar el fuego que más preocupa en estos momentos con dos unidades de la UME, dotaciones de bomberos y medios aéreos

3 min

La Unidad Militar de Emergencias (UME) del Ministerio de Defensa ya se han incorporado a las tareas de extinción del incendio de Artesa de Segre (Lleida). El delegado del Govern en Lleida, Bernat Solé, ha señalado que en total colaborarán dos unidades de la UME, 50 personas con 14 vehículos.

Los cuerpos de emergencias siguen trabajabando para mitigar el fuego que más preocupa, que es el cercano a Baldomar, entidad municipal descentralizada de esa localidad leridana, en la Noguera. Ya ha arrasado unas 500 hectáreas, pero los bomberos avisan de que sigue descontrolado y podría llegar a quemar hasta 20.000.  

Vista aérea del incendio de Artesa de Segre, en Lleida / BOMBERS
Vista aérea del incendio de Artesa de Segre, en Lleida / BOMBERS

Personas evacuadas

A causa del incendio, unos 20 habitantes del núcleo de Clua (Lleida) han tenido que pasar la noche fuera de sus casas y cuatro personas se han confinado. Otros 54 jóvenes han tenido que ser evacuados de una casa de colonias de la zona donde iban a pasar unos días, así como los propietarios del cámping de Alòs de Balaguer (Lleida). 

Solé ha explicado que desde el ayuntamiento han vuelto a hacer un llamamiento a los agricultores para que aren en la población de Baldomar, siguiendo las indicaciones de los mandos de los bomberos. "El objetivo es que el incendio no avance hacia Vilanova de Meià ni hacia la montaña de Sant Mamet, y que no atraviese el río Segre", ha explicado el delegado del Ejecutivo autonómico a Europa Press.

Bernat Solé, delegado del Govern en Lleida
Bernat Solé, delegado del Govern en Lleida

Preocupación por el calor

Asimismo, ha apuntado que los ganaderos de la zona deben dirigirse al centro de mando de los bomberos antes de acceder a sus granjas para conocer la situación del incendio "y, si hace falta, se les acompañará hasta la explotación".

En el incendio, que comenzó en Baldomar sobre las 13 horas del miércoles, han ardido unas 500 hectáreas, según los datos del cuerpo de Agentes Rurales. Aunque los trabajos realizados hasta ahora han conseguido frenar las llamas, a los bomberos les preocupa lo que pueda ocurrir durante el día, con el sol y el calor. Prevén que se puedan quemar hasta 20.000 hectáreas.