Menú Buscar
Ambulancias Egara ganó el concurso con promesas en la oferta técnica, como la colocación de placas solares, que ha incumplido.

Una empresa afín a CDC mintió para ganar el concurso de ambulancias de Cataluña

La sociedad IVEMON Egara, que inyectó 30.000 euros en la Fundación Catdem, incumple lo prometido en la licitación del servicio público

Ignasi Jorro
14.04.2016 16:37 h.
4 min

Una empresa donante de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) mintió en su propuesta para ganar parte del concurso de ambulancias de Cataluña. Ivemo Ambulàncies Egara, que inyectó 30.000 euros en la fundación convergente Catdem en 2009, se llevó tres lotes de la macrolicitación con un plan técnico que ahora incumple en, como mínimo, dos aspectos.

Concurso ambulancias de Cataluña.Las faltas, que ha revelado el sindicato UGT, permitieron a Ambulancias Egara arañar puntos a los rivales. Uno de ellos es la promesa de dotar a sus vehículos sanitarios de placas solares. Según el sindicato, el plan no se ha cumplido en, como mínimo, dos de las tres zonas que controla la compañía: Tarragona (lote C) y Terres de l'Ebre (lote D).

"No las hemos visto en ningún vehículo. Ni se las esperan, pese a que le dieron dos puntos extra sobre los competidores", confirman fuentes del sector sanitario de esta última región.

Bases irregulares

Hay más. Según el sindicato, las bases de ambulancias de la empresa no cumplen con los criterios concursales en la mayoría de casos."De las 20 bases operativas en el área del Ebro, solo cuatro cumplen todos los criterios que establece el anexo 1.8 del pliego de condiciones", agregan otras fuentes consultadas.

Así, los únicos lugares donde Ambulancias Egara cumple al 100% con lo estipulado es en Deltebre, Ulldecona y Roquetes. En el resto de localizaciones, un total de 17, incumple alguno de los requisitos.

"Las bases son esenciales para el mantenimiento de los vehículos, conservación del utillaje, el descanso del personal y carga del equipo de electromedicina. Para la calidad del servicio al paciente", recuerda UGT.

"Hemos pasado inspecciones"

Preguntada sobre la cuestión, la empresa niega las acusaciones. "Ganamos un concurso y estamos operando el servicio en conformidad con lo que estaba establecido en el pliego de condiciones", ha señalado un portavoz de la firma.

Los vehículos, añade, pasaron "una inspección previa a la adjudicación e inspecciones regulares", lo que asegura que se ajustan a la normativa vigente y "descarta" las irregularidades. 

La firma también rehúsa que existan bases deficientes para las unidades vitales básicas y avanzadas. "El concurso se alargó y vencieron algunos precontratos de arrendamiento, pero las nuevas localizaciones pasaron una inspección sin dificultad".

Concurso-chapuza de CDC

Las falta de control de la consejería de Salud sobre los ganadores del concurso se suma a las impugnaciones que han entrado empresas que quedaron fuera. Además, la CUP ha denunciado a la Fiscalía una donación de tres millones de euros de la familia Bonomi, que controla TSC --ganadora de siete lotes--, al Hospital Sant Joan de Déu.

La licitación del servicio de ambulancias en Cataluña fue uno de los más cuantiosos de la segunda legislatura de Artur Mas (CDC) como presidente de la Generalitat. El monto total de dinero público vertido en la adjudicación fue de unos 2.000 millones de euros, más un 20% para actualizaciones durante la duración de los contratos.

Ivemon Ambulàncies Egara es uno de los 100 mayores donantes de la Fundación CatDem, la fábrica de ideas de CDC que cobró de constructoras para, cree la Guardia Civil, financiar irregularmente al partido.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información