Menú Buscar
Imagen del laboratorio del Hospital Josep Trueta, el mayor centro sanitario de Girona.

Una decisión de CDC amputa el laboratorio del mayor hospital de Girona

Los trabajadores del Josep Trueta, que sirve a 156.000 personas, denuncian la falta de análisis clínicos complejos de noche; el complejo médico lo niega

Ignasi Jorro
3 min

Una decisión de CDC ha provocado la amputación del laboratorio del mayor centro hospitalario de Girona. Los trabajadores del Hospital Universitari Doctor Josep Trueta aseguran que ha quedado con solo media sala de muestras clínicas tras la externalización del equipamiento a un centro concertado en abril. El complejo médico, que atiende a 156.000 personas en la región, lo niega y desmiente un empeoramiento de la calidad asistencial.

"Es kafkiano: las muestras de sangre se trasladan en un vehículo del Trueta al Parque Hospitalario Martí i Julià. El servicio de transporte no funciona por la noche, así que de 19:00 horas hasta la mañana no hay análisis clínicos excepto emergencias", denuncia CCOO.

"24 horas operativo"

Preguntado sobre la cuestión, el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) niega la acusación y recuerda que "las analíticas de rutina en el hospital se entran en el sistema informático y por la mañana se hace la extracción de sangre y se analiza".

Si el paciente ingresado precisa de un análisis de urgencia, "se extrae la sangre y se procesa inmediatamente desde el laboratorio de Trueta" que, añade el CatSalut, está operativo las 24 horas del día.

Poca cobertura

Los sindicatos matizan el optimismo. "El Trueta trata a pacientes complejos. Ello significa que no basta con unas urgencias. Tenemos pacientes oncológicos, que sufren cáncer, de hemodinamia y una unidad de cuidados intensivos. ¿Todos deben esperar a la mañana para tener su análisis? ¿Y si ocurre una emergencia?", se preguntan.

Otra fuente consultada critica la "pérdida de control público" del laboratorio. "La unidad ha sido trasladada a un centro concertado. Sí, el Martí i Julià está dentro de la red pública, pero funciona con criterios empresariales, no como el Trueta. La sanidad catalana ha cedido control de una unidad muy costosa", critica.

El CatSalut responde a ambas acusaciones. "Las nuevas instalaciones del laboratorio clínico asistencial han duplicado el espacio, de 1.800 metros cuadrados, y son de titularidad 100 pública", insiste un portavoz.

Externalización polémica

El traslado del laboratorio del Hospital Josep Trueta es una decisión directamente atribuible al anterior gerente del centro, Vicenç Martínez Ibáñez, y a la cúpula del CatSalut de Girona en la última legislatura de CDC en el Govern.

"Es un sinsentido de millones de euros. El laboratorio debió quedarse en el principal hospital de la zona. Así ocurre en el Vall d'Hebron de Barcelona. Ahora se ha perdido calidad y control público", lamentan las mismas fuentes.