Menú Buscar
La cadena de explosiones en Bruselas (Bélgica) ha golpeado al aeropuerto de Zaventem y al metro de Maelbeek.

Una cadena de atentados deja al menos 28 muertos y 90 heridos en Bruselas

Terroristas yihadistas han golpeado el aeropuerto internacional de Zaventem y la parada de metro de Maelbeek, cerca de las sedes del Parlamento y la Comisión Europea

Redacción
3 min

Una cadena de atentados en Bruselas (Bélgica) ha dejado al menos 28 víctimas mortales y 90 heridos en la capital europea. Dos ataques terroristas han golpeado las zonas de salida y el mostrador de facturación de American Airlines en el aeropuerto internacional de Zaventem, segando 13 vidas e hiriendo a varias personas.

Otro atentado con bomba ha destruido un convoy de metro dentro de la estación de Maelbeek, cerca de la sede del Europarlamento y la Comisión Europea. En el vagón habrían fallecido otras 15 personas, con varios heridos.

El Fiscal federal belga ha confirmado que la pista del yihadismo es la única línea de investigación en estos momentos, y que ha abierto una investigación sobre las tres explosiones.

Por su parte, el primer ministro belga, Charles Michel, ha manifestado en su cuenta de Twitter que está "monitorizando" la situación. Minutos después de las explosiones, el Ejecutivo belga ha subido la alerta antiterrorista a nivel cuatro.

Afectación

La policía ha vaciado el aeropuerto y ha cortado las carreteras que enlazan el hub aéreo con las poblaciones colindantes. Con lo que respecta al metro, el servicio de suburbano está interrumpido en toda la ciudad.

En el aire, los vuelos que se dirigían al aeropuerto afectado se están desviando al aeropuerto de Charleroi, también en Bélgica.

Detención

La cadena de explosiones tiene lugar apenas cuatro días después de la detención de Salah Abdeslam en la capital europea.

El cerebro de los atentados de los tiroteos y ataques con bomba en París (Francia) el pasado 13 de noviembre fue apresado por las fuerzas especiales belgas en el barrio de Molenbeek de la ciudad centroeuropea. Entonces, las autoridades belgas dijeron que el terrorista estaba preparado para volver a actuar.

Lentitud

Esa certeza --de hecho, desde el mes de diciembre la policía estaba en alerta-- contrasta con la lentitud del Gobierno belga a la hora de reaccionar esta mañana. Las autoridades han tardado en confirmar que ha habido explosiones y evitaba atribuir intención política a los actos.

Es la primera vez que Bélgica padece atentados en su territorio.