Menú Buscar
Los ponentes de la mesa redonda 'Educación, talento e innovación', en el II Foro de Excelencia Lloret.

Un modelo universitario obsoleto

Miembros de la comunidad universitaria consideran que la enseñanza superior española debe someterse a un cambio “esencial”

Margalida Vidal
3 min

“Hay demasiados universitarios en España”, dijo en noviembre Íñigo Méndez de Vigo, el ministro de Educación. Las universidades españolas han estado en los últimos años más llenas que nunca. Una vez terminado el instituto, son muchos los jóvenes que no se plantean otro camino que no sean los estudios universitarios. Sin embargo, desde el mismo sector, los docentes instan a un cambio de modelo, que consideran que ha quedado anclado en el pasado.

Joan Mateo, catedrático de Educación de la Universitat de Barcelona, cree que, sin menospreciar la institución, es necesario transformarla: “La universidad genera conocimiento independiente de forma natural y habitual; hay que conservarlo, pero necesita un cambio esencial”. Una de las mesas redondas de la última jornada del II Foro de Excelencia Lloret ha acogido este sábado un espacio de debate en el que los miembros de la comunidad universitaria participantes han coincidido en un problema de fondo: la metodología educativa.

“Hay que dejar atrás la educación pasiva centrada en aprobar exámenes y replantear los valores de la educación”, ha reivindicado Francisco Michavila, catedrático y doctor Honoris Causa de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Cambio de paradigmas

La posibilidad de acceder a grandes cantidades de información en cualquier momento, propiciada por las nuevas tecnologías, es uno de los factores que incita a un cambio de paradigmas. En esta línea, la directora de desarrollo de negocio del Babson College, Alecia Gisella López, considera que el papel de la universidad tiene que ser “más de facilitador, una plataforma para cambiar ideas”.

A imitación de los modelos anglosajones, más avanzados en este tema, el egiptólogo y profesor de la Universidad Pontificia de Comillas, Carlos Blanco, considera que la riqueza del conocimiento requiere la mezcla de distintos campos. “Necesitamos estímulos de distintas ramas del conocimiento; lo interesante es saber organizarlo y buscar el nuevo”, afirma.

El relevo generacional

La plantilla de docentes universitarios no se renueva. En los años 80 empezaron a trabajar muchísimos profesores en los centros de enseñanza superior. Y todavía siguen. “No tenemos ahora la posibilidad de formar canteras de nuevos profesores, de momento no hay relevo generacional”, asegura Michavila.

A esta idea, Mateo añade la endogamia del sistema universitario español, “aunque tampoco tenemos mucha más elección: ¿Cómo vamos a pensar en contratar a gente del extranjero cuando tenemos la precariedad que tenemos?”.