Menú Buscar
Una estación del Bicing de Barcelona / CG

Ultimátum para los trabajadores del Bicing de Barcelona

La plantilla de Movement tenía de plazo hasta el viernes para entregar su documentación a Clear Channel para la nueva contratación pese al procedimiento judicial iniciado

3 min

Se acabó el plazo para los trabajadores del Bicing. A las 18 horas del viernes pasado tendrían que haber entregado toda la documentación necesaria --DNI, nómina, contrato de trabajo y vida laboral-- a Clear Channel para mantener sus puestos de trabajo o ésta habrá entendido que no les interesa conservarlo.

El gigante de la publicidad ganó el concurso de adjudicación del alquiler de bicicletas de la capital catalana hace diez años y subcontrató a Movement Barcelona, empresa dedicada a la promoción, compraventa, alquiler, distribución y reparación de todo tipo de bicicletas.

Clear Channel firmó un contrato con el consistorio barcelonés hasta el 31 de marzo de 2017 y, ahora que se acerca la fecha, pretende deshacerse de la subcontratada, vaciándola antes: se propone absorber su know how y quedarse con sus trabajadores.

Ultimátum para el traspaso

Fuentes cercanas al conflicto entre las dos compañías han explicado a Crónica Global que la empresa ganadora del concurso, amparada por el Ayuntamiento de Barcelona, les fijó un ultimátum para que entregasen la documentación de manera inmediata y poder hacer, así, el traspaso.

“Si no lo han hecho, entenderán que a estas personas no les interesa formar parte de la compañía y se quedarán sin trabajo”. Los casi 150 trabajadores, que se muestran preocupados por la incertidumbre de su futuro, han tenido una semana de plazo para entregar los papeles.

Pese a todo, nadie les garantiza que en Clear Channel vayan a tener continuidad. El día 2 de abril pueden quedarse sin empleo y ese es justo el mismo argumento que la compañía les da para que se decidan a hacer el cambio: si se quedan en Movement, se quedarán en paro y a coste cero.

Cláusula de subrogación

El Ayuntamiento de Barcelona, por su parte, asegura que considera prioritaria la subrogación de los trabajadores actuales. Justifica, así, la modificación del contrato –impugnada por Movement—para asegurar el servicio de Bicing, además de la conservación de los puestos de trabajo.

El equipo de gobierno de Ada Colau ha desarrollado una cláusula de subrogación para introducirla en los pliegos del nuevo contrato y sostiene que, para hacerla posible, es necesario que los trabajadores formen parte de la empresa que tiene la contrata, Clear Channel.