Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los perros utilizados para experimentación / CRUELTY FREE INTERNATIONAL

La UB no ve “métodos alternativos” a la experimentación con perros y sacrificará a 32

Solo seis de los animales utilizados para el desarrollo de un fármaco antifibrótico serán dados en adopción

3 min

La Universitat de Barcelona (UB) y el Parc Científic aseguran que “no se conoce ningún método alternativo” al uso de perros en las investigaciones con fármacos como el del programa Retos, del Ministerio de Ciencia e Innovación, que usará 38 beagles.

La UB ha confirmado en un comunicado este miércoles que el fármaco antifibrótico para tratar la fibrosis hepática y la mielofibrosis, tiene que ser probado “obligatoriamente” en dos especies de mamíferos antes de suministrar el tratamiento a humanos, tal y como marca la normativa europea.

Admiten que lo hará Vivotecnia

Según la Universidad, la legislación europea considera “imperativo” que una de las dos especies no sea roedora, por lo que se han decantado por el uso de 38 cachorros de raza Beagle.

Además, la UB ha reconocido que, al no disponer de estabulario para realizar dicho experimento, se contrató mediante licitación pública a la polémica empresa Vivotecnia, con sede en Madrid.

Seis serán dados en adopción

La Universidad de Barcelona ya había aclarado que el experimento, que ha levantado ampollas en las redes sociales y en las asociaciones animalistas, todavía no ha comenzado. Lo hará el próximo marzo, cuando suministrarán el fármaco a seis perros.

Estos perros no serán sacrificados, como inicialmente se creía. La UB ha solicitado a Vivotecnia que, una vez finalice el experimento, sean dados en adopción y se ha comprometido a colaborar con el laboratorio para asegurar este fin.

Sacrificarán a 32

Sin embargo, para la segunda fase del estudio usarán los tejidos de 32 perros mediante autopsia para analizar la toxicología crónica de las moléculas y evaluar su seguridad, antes de entrar en fases clínicas con humanos. Este proceso, defienden, será "necesario de forma imperativa".

El Parc Científic y la UB han asegurado que han revisado toda la documentación del proyecto de forma exhaustiva para garantizar el cumplimiento estricto de la normativa europea.

Defienden el uso de animales

Además, se han escudado en que la Confederación de Sociedades Científicas de España considera "necesario" emplear animales para avanzar en el estudio de tratamientos, técnicas quirúrgicas y vacunas.

La investigación del Parc Científic, que depende de la UB, y Vivotecnia ha suscitado una gran polémica. Desde la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, hasta el Ministerio de Derechos Sociales han pedido frenar el sacrificio de los canes que formarán parte del estudio. En la capital catalana se han celebrado varias protestas para paralizar el experimento, por ahora, sin éxito.