Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Campus de Bellatera de la UAB / UAB

La UAB prepara un plan de contingencia informático una semana después del ciberataque

La universidad ha habilitado una red wifi abierta independiente a su servicio de conexión para dar solución a los problemas en sus servicios digitales que todavía persisten

3 min

La Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) sigue con los servicios digitales encallados tras el ciberataque de hace una semana. Los técnicos continúan con las labores para restablecer las redes pero, ante la paralización virtual total, la institución prepara un plan de contingencia para atender "las necesidades urgentes e inaplazables" hasta que se solucione la incidencia.

El objetivo de la UAB es "planificar la transición hasta volver a la normalidad plena". Ha recalcado que la intromisión virtual no ha comprometido el pago de nóminas. La universidad cuenta con una primera versión de una herramienta de cribado para identificar si los equipos se han infectado y se aplicará, en primera instancia, a los ordenadores portátiles del campus.

Red wifi provisional

El centro dispone de una red wifi abierta independiente y creada de forma provisional (UAB-provisional) para conectar a la comunidad universitaria tras el apagón informático de la última semana. El comisionado del rector para las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), Jordi Hernández, ha explicado que “la red wifi abierta es, por ejemplo, una válvula de escape para los centros de investigación porque permitirá reorganizar su actividad al haber tenido hasta ahora su red informática comprometida".

Hernández, como portavoz de la UAB, ha asegurado que el objetivo del plan de contingencia y la creación de estas alternativas para la conexión es "recuperar el sistema de identidad digital para que los servicios de la nube funcionen”. De hecho, se han organizado entre doce y quince equipos que están examinando y verificando el estado de cada uno de los equipos informáticos de los diferentes edificios y facultades de la universidad.

Polémica por el rescate

En todo este meollo en el que los técnicos de la Autónoma trabajan para poder volver a prestar servicios digitales tras el ciberataque del 11 de octubre, los rumores sobre el origen del secuestro virtual han florecido, sobre todo en redes sociales. También algunos expertos consultados por Crónica Global han afirmado a este medio que la universidad sí estaría en conversaciones con una banda criminal, denominada PYSA, para desencriptar los datos.

“La Universitat Autònoma de Barcelona quiere desmentir que nos hayan pedido un rescate de tres millones de euros por el ataque informático sufrido el pasado lunes 11 de octubre”, explicó la institución en un comunicado el viernes. La universidad, según dicta el protocolo, notificó el ataque a la Autoridad Catalana de Protección de Datos (ACPD).