Menú Buscar
Imagen de Can Dellonder dedicada al turismo rural / clubrural

El turista rural catalán elige destinos a tres horas e invierte entre 25 euros y 30 euros

En el momento de seleccionar el establecimiento, los viajeros se basan en los servicios, el precio, las opiniones de otros viajeros y las fotografías

3 min

Cataluña es una de las regiones receptoras de turismo rural más importantes de España. Pero, ¿cómo es el turista catalán?

El 43,33% de los turistas rurales opta por destinos que se encuentran a más de tres horas desde el lugar de residencia habitual. Unos datos que no se alejan demasiado de los que optan por un viaje de dos horas a tres horas de duración (28,67%). Cifras que destacan, sobre todo, porque la mayoría de trayectos se producen en fines de semana.

El turismo rural es, por otra parte, el menos atractivo para la horquilla de 18 años a 30 años (6%). La cifra más significativa se encuentra entre los 40 años y 45 años (18%), por delante de la etapa que comprende de los 35 años a los 40 años (11,33%).

¿Cuánto gastan?

En cuanto a la inversión por viaje que hace el turista catalán, un 36% destina entre 25 euros y 30 euros por persona y noche. Un porcentaje que se encuentra en la media nacional, ya que en el cómputo total de España, un 35% de los viajeros dedica esta inversión. Interesante es también destacar al 30,6% que gasta más de 30 euros en sus viajes rurales. Son muy pocos, el 8,67%, los que prefieren gastarse entre 15 euros y 20 euros.

El turismo rural se está convirtiendo en el aliado perfecto para pequeñas escapadas en familia o con amigos. El 35,33% de los catalanes hace dos viajes al año. Sin embargo, todavía existe el 25,66% que sólo hizo uno a lo largo de todo 2016. Para terminar, el 37,99% opta por hacer tres o más desplazamientos de turismo rural.

¿Qué se valora más?

En el momento de elegir el establecimiento, hay algunos aspectos a los que los viajeros​ dan más importancia. En primer lugar, aparecen los servicios que ofrece el establecimiento, con el 30,79% de las respuestas. Después valoran el precio (26,03%), y ya, en los últimos lugares, las opiniones de otros viajeros con (23,81%), y las fotos sobre las instalaciones (19,37%).

A pesar de que la revolución de internet y los smartphones han cambiado el perfil del consumidor, lo cierto es que aún en este sentido todavía el contacto con el propietario sigue haciéndose de forma tradicional. El 29,33% de los viajeros prefiere hacer una llamada telefónica para concretar la reserva. Empatados con el 24.66% aparecen el contacto vía email y la reserva online.