Menú Buscar
Los peluchos robados a Y.A. en Barcelona y por los que ofrece 1.000 euros / CG

La turista que ofrece 1.000 euros por sus peluches robados en Barcelona

Una visitante coreana lleva dos años persiguiendo a los ladrones que le robaron la mochila en la Ciudad Condal: ahora paga por sus pertenencias

04.03.2018 21:30 h.
3 min

La turista que ofrece 1.000 euros por sus peluches robados en Barcelona. Y.A., visitante coreana, lleva dos años tras los cacos que le robaron la mochila en la Ciudad Condal en 2015. Harta de la falta de resultados policiales, ha acudido a las redes sociales para recuperar los objetos de valor que le sustrajeron los ladrones.

En conversación con este medio Y.A. explica por qué ha creado las cuentas "Find to my coky" en Twitter y Facebook, en los que ofrece 1.000 euros a aquellos que localicen a sus juguetes. "Vine a España con un amigo a visitar La Tomatina. El viaje fue genial, no ocurrió nada fuera de lo normal. No obstante, un día en Barcelona entramos en un restaurante y un individuo empezó a merodearnos. Cuando nos dimos cuenta, mi mochila ya no estaba", explica.

¿Por qué paga?

De todo lo que llevaba en la mochila, ¿por qué la visitante está dispuesta a remunerar con 1.000 euros a los que den con los peluches? "Me críe con ellos. Ya sé que parece banal, pero los tuve durante una etapa emocional difícil. El carterista --que actuó, presuntamente, en el restaurante Itapa de la calle Ferran, antes llamado Tapatxi-- se llevó objetos por valor de 700 euros de mi bolsa. El pasaporte apareció al día siguiente tirado en una calle. Lo recogí desde el hostal donde me alojaba. Los cosméticos y el peluche, aún los busco", explica.

La historia de Y.A., una profesional coreana que vive en Japón, no termina aquí. Según explica, su iPhone envió una señal desde Bulgaria recientemente. También le llegaron a su ordenador emojis de varias personas, que ella cree que son los ladrones. ¿Qué opina de todo ello? "Que la policía fue un desastre. No prestó ningún tipo de ayuda. El restaurante tampoco quiso mostrarnos las imágenes de las cámaras de seguridad: dijeron que atentaba contra la protección de datos", lamenta.

"No llevar objetos de valor a Barcelona"

La turista coreana subraya que sus amigos la avisaron de que "no llevara objetos de valor a Barcelona", pues algunos temían la acción de los carteristas de la ciudad. "Quizá pequé de estupidez, no lo sé. Pero eran cosas a las que tenía mucho apego", defiende. 

"Seguro que muchos de los que lean lo que escribe dirán que tengo que superar ese incidente y olvidarme de los peluches. Y tienen parte de razón. Pero mi respuesta es sencilla: quiero mandar un mensaje al ladrón que se hizo con objetos que eran muy importantes para mí: no me rendiré", avisa.