Menú Buscar
Un turista escucha atentamente la charla de una guía turístico oficial de Cataluña / EP

La caída de turistas aboca a más de 3.000 guías oficiales de Cataluña al paro

El sector planea acciones de protesta conjuntas en toda España para visibilizar su situación mientras anuncia visitas gratuitas para colectivos vulnerables como agradecimiento

7 min

Las Asociaciones Profesionales de Guías de Turismo (Apit) de toda España --que unidas forman la Confederación de Guías Oficiales de Turismo (Cefapit)-- protagonizarán una acción conjunta mañana miércoles 1 de julio las 12:00 horas del mediodía para dar visibilidad a la situación que atraviesan con la crisis del sector.

Los manifestantes irán vestidos de blanco --como homenaje al personal sanitario que tan duro han batallado estos meses contra el coronavirus--, aunque en su caso para reivindicar el trabajo que realizan los más de 3.000 guías oficiales habilitados en Cataluña. Trabajadores en general autónomos que pagan sus impuestos, con empleos regulados por las comunidades autónomas, y respetuosos con el medio ambiente y las ciudades, monumentos y entornos que muestran a los visitantes.

No prevén remontar a corto plazo

Bajo el lema Elige bien a quien te guía, los guías oficiales de Cataluña han quedado en concentrarse mañana en la Plaça Nova, frente a la Catedral de Barcelona. "Durante la pandemia hemos sobrevivido gracias al cese de actividad concedido por el Gobierno. Pero, en cuanto se acabe y a pesar de que las fronteras estarán ya abiertas, ¿cuantos turistas vendrán?", se preguntan desde la Apit de Cataluña.

Ana Maria Sangenís, miembro de la junta, asegura que la apertura de fronteras es insuficiente porque "limita mucho el país de origen del turista. No podrán llegar de América, ni atracarán cruceros", señala. Un hecho que conocen bien los guías oficiales, que llenan su agenda de trabajo de un año para otro y ya han perdido los primeros meses con más carga de visitas.

Pérdida de visitantes

"Mientras parece que, poco a poco, se va volviendo a la normalidad, a nosotros nos empiezan a cancelar citas concertadas de septiembre u octubre", explica Sangenís. Aunque no todo es por culpa de empresas o compañías de viaje, que cancelan rutas turísticas por falta de viabilidad económica, principalmente. Y es que el miedo al contagio sigue presente, tanto en los residentes como en los turistas.

"Si finalmente llegan los turistas, ya veremos si quieren hacer visitas culturales. La gente tiene miedo a entrar en edificios muy concurridos. Sólo hay que ver Barcelona actualmente. Basta con dar un paseo por el centro para ver que muchos locales están cerrados, porque hay muy poca gente por la calle. ¿Qué pasará con los museos monumentos?", reflexiona la miembro de la junta de Apit de Cataluña.

Reclaman más ayudas al sector

El cese de actividad concedido por el Gobierno les ha supuesto una ayuda hasta ahora, pero no está muy claro cuánto más va a durar. Por ello, reclaman que se extienda su aplicación, hasta que vuelva la verdadera normalidad que sería --si no hay rebrotes-- a finales de año. Es entonces cuando prevén que vuelva la actividad. De igual manera, piden más ayudas al sector.

El Ayuntamiento de Barcelona concedió un pequeño apoyo económico a estos trabajadores que apenas alcanzaba los 300 euros, pero para solicitarlo tuvieron muchas complicaciones y demoras. Además, consideran que desde hace ya tiempo, el Pla de Mobilitat que está llevando a cabo el consistorio barcelonés dificulta mucho su trabajo. "Hay que tener en cuenta que el turista cultural no es demasiado joven y el ayuntamiento lo aleja cada vez más de los monumentos. Como consecuencia, surgen problemas con los vecinos, más robos, más inseguridad...", se queja Sangenís.

Llamada al turismo de calidad

"Somos los únicos habilitados para mostrar nuestro patrimonio cultural. Antiguamente se accedía a la profesión a través de un examen y ahora, con el nuevo decreto, se accede por formación continuada. Atraemos un turismo sostenible, un turismo interesado en la cultura, tenemos la capacidad de hacer un efecto llamada y pedimos a las autoridades correspondientes que aprovechen esta ocasión para fomentar y cambiar hacia el buen turismo, el nuestro", afirma Sangenís.

Por ello, "los guías oficiales habilitados también queremos agradecer al personal sanitario y demás colectivos esenciales, los que estuvieron en primera línea durante el peor momento de Covid-19, su esfuerzo y dedicación de la única forma que sabemos hacer: realizando visitas culturales por nuestras ciudades", afirman los miembros de la Apit.

Una acción para dar las gracias

"Les invitamos a todos ellos a realizar varias visitas culturales totalmente gratuitas. Basta con apuntarse y disfrutar. Y qué mejor que agradecérselo con lo que mejor sabemos hacer: ¡enseñarles nuestro patrimonio!", nos comentan desde Apit. Por ello, los días 17, 18 y 19 de julio organizarán rutas por Barcelona para todos estos colectivos --sanitarios, policías, bomberos, trabajadores de supermercados...-- pudiéndose apuntar entre 700 y 950 personas a partir del próximo lunes 6 de julio.

Aquellos que quieran disfrutar de este homenaje, que "llevamos pensando desde marzo", explican, podrán visitar espacios como el recinto modernista de Sant Pau, el MNAC o el MUHBA o bien darse una vuelta por el barrio Gótico de Barcelona o Montjuïc.