Menú Buscar
Efectivos de los Mossos d'Esquadra / EFE

El TSJC rebaja la vigilancia en los juzgados

La actualización del dispositivo Toga reduce su intensidad y propone que la presencia de agentes pase de "estática" a "dinámica" en una veitena de edificios

3 min

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ordena de nuevo rebajar la vigilancia en los juzgados del territorio. El dispositivo policial conocido como Toga reduce su intensidad de nuevo, y propone que la presencia de agentes pase de "estática" a "dinámica" en una veitena de edificios. 

Así, solo contarán con protección policial permanente el propio TSJC, el complejo de la Ciutat de la Justicia de Barcelona. Mientras que 21 sedes judiciales contarán con vigilancia dinámica durante el día, estática a intervalos durante los diferentes turnos. Se trata de los juzgados de Balaguer, Berga, Cerdanyola del Vallés, Cervera, Figueres, Girona, Granollers, Manresa, Mataró, Martorell, Mollet del Vallés, Olot, Rubí, Sabadell, Sant Feliu de Guixols, Santa Coloma de Farnés, Solsona, Tarragona, Tortosa, Valls, Vilanova i La Geltrú y Vic.

Protección en función de la valoración de riesgos

En los restantes edificios y sedes judiciales se dispensará una protección dinámica adaptando las protecciones estáticas a las concretas necesidades de cada sede, en función de la valoración de riesgos que en cada caso se efectúe.

El operativo Toga, para que el se destinaron cerca de 400 efectivos de Mossos d'Esquadra, se desplegó hace dos años, para proteger las sedes judiciales ante posibles ataques de los autodenominados Comités de Defensa de la Repúplica (CDR) durante el proceso penal contra los líderes del procés 

Críticas al despliegue

Un despliegue que fue objeto de numerosas críticas por parte de los portavoces de los sindicatos de la policía autonómica, y también del conseller de Interior, Miquel Buch, quienes no dudaron en considerarlo desmesurado y excesivo, sobre todo durante el pasado verano, cuando se disparó la criminalidad en la capital catalana. 

 Buch tildó exagerado enviar tantos efectivos a “vigilar piedras” en una situación complicada para la seguridad de Barcelona. Ahora que en los últimos dos meses solo se ha producido "un episodio de baja relevancia" contra una sede judicial en Cataluña, el prsidente del TSJC, Jesús Barrientos señala que "no se han identificado riesgos futuros que se desvíen del plan inicial de rebaja progresiva de las medidas de seguridad".