Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Restos de amianto / EP

El TSJC ratifica la indemnización a la viuda de un empleado de Roca afectado por el amianto

El tribunal recuerda que la compañía no tomó ninguna medida de seguridad para prevenir la contaminación entre los trabajadores

3 min

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha confirmado la indemnización para la viuda de un extrabajador de Roca que falleció como consecuencia del amianto. El órgano judicial ratifica la sentencia del Juzgado Social 25 de Barcelona que condenó a la compañía a pagar 556.205,92 euros a la mujer por la grave situación de invalidez causada a su marido.

El exempleado, que trabajó para la empresa de sanitarios entre 1970 y 1989, fue diagnosticado con un cáncer de pleura en el año 2017. Debido a esta patología, la Seguridad Social atribuyó al hombre un grado de gran invalidez derivado de una enfermedad profesional.

Nulas medidas de seguridad

El TSCJ recuerda que el cáncer sufrido por el afectado "deriva de forma indubitable de la exposición al amianto". Además, señala que en la fábrica de Roca ubicada en Gavà (Baix Llobregat) jamás se tomaron medidas suficientes para proteger a los trabajadores frente al riesgo de la inhalación y contacto con este material altamente contaminante.

Amparándose en un informe de Inspección de Trabajo, el tribunal remarca que la compañía "no dispuso de evaluación de riesgos, ni de controles ambientales, ni consta la aplicación de ninguna medida preventiva colectiva de carácter técnico u organizativas, ni medidas de prevención individual por medio de la entrega y uso de equipos de protección respiratoria".

Miles de trabajadores afectados

Àlex Tisminetzky, abogado del Col·lectiu Ronda, ha lamentado la actitud renuente de la empresa a encajar la condena judicial. Asimismo, el letrado subraya que podría haber muchos otros casos parecidos a los reflejados en la sentencia: "Por esta fábrica, durante décadas han pasado miles y miles de trabajadores que han podido sufrir exposición al amianto hasta el año 2004, cuando se dejó de utilizar en Gavà".

"La cifra de víctimas del amianto en Roca Sanitarios puede ser muy elevada y no podemos permitir que suceda como ahora que la gente todavía enferma y hasta se mueren sin haber llegado nunca a ser conscientes de que su enfermedad la causó el amianto", ha concluido Tisminetzky.

Destacadas en Vida