Menú Buscar
Un gimnasio durante la pandemia del coronavirus / EP

El TSJC permite reabrir cines y gimnasios en Barcelona y su área metropolitana

El tribunal tumba las restricciones ordenadas por el Govern tras la alarma por la escalada de contagios en la capital catalana

3 min

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha avalado el recurso de los cines, gimnasios e instalaciones deportivas contra la orden de cierre en el área metropolitana de Barcelona.

La sección segunda de la Sala de lo Contencioso Administrativo suspende en tres autos distintos las restricciones del Govern en estos espacios tanto en la capital catalana como en los 12 municipios de su área metropolitana. Sin embargo, la suspensión queda condicionada al cumplimiento del protocolo sanitario y a las medidas establecidas por el Procicat.

Opciones alternativas al cierre

El tribunal considera que, atendiendo a la "pluralidad de soluciones" para evitar contagios, no está justificado ni es proporcional el cierre de los cines, y recuerda que las salas ya adoptaron medidas de prevención.

Tanto el Gremi d'Empresaris de Cinemes como la Unió de Federacions Esportives alegaron el daño económico que supondría para sus asociados el parón en la actividad. Ante esta argumentación, el tribunal ha optado por permitir la reapertura de los negocios siempre que cumplan con las recomendaciones de seguridad e higiene de las autoridades.

Discotecas y bares

En cambio, el tribunal ha descartado suspender de forma urgente la prohibición de abrir discotecas en toda Cataluña, como pidió la Federación Catalana de Locales de Ocio Nocturno (Fecalon).

La Sala justifica que no hay "especial urgencia" en la petición de reabrir discotecas. Por tanto, estudiará el asunto tras recibir el posicionamiento de la Generalitat, que tiene hasta el viernes para presentar alegaciones.

Restricciones polémicas

El pasado 17 de julio, el Govern adoptó nuevas medidas de contención para intentar controlar la escalada de contagios detectada tanto en Barcelona como en las ciudades de la corona metropolitana.

Estas limitaciones suscitaron el enfado de amplios sectores empresariales, que vieron con malos ojos paralizar la actividad económica justo cuando empezaba a repuntar el consumo. El ocio nocturno también planteó un recurso contra el cerrojazo decretado por el Ejecutivo autonómico de las discotecas y salas de baile, que ha sido rechazado por el TSJC.