Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Reparto de alimentos en Cáritas Barcelona durante la pandemia / CÁRITAS

Se triplican las peticiones de ayuda a Cáritas Barcelona en una semana

El 80% de las personas que recurrieron a la entidad necesitaban cubrir necesidades básicas como la alimentación o el pago del alquiler

4 min

Solo durante una semana, Cáritas Barcelona ha recibido 450 peticiones de ayuda de personas en situación de vulnerabilidad durante la pandemia, lo que supone el triple en comparación a las que atendía antes de que se decretase el estado de alarma por el coronavirus. De estas, el 80% hacía referencia a cubrir necesidades básicas como alimentación, pago del alquiler o suministros.

El director de la entidad, Salvador Busquets, ha alertado que comienzan a notarse las consecuencias de la crisis sanitaria, que derivara en una económica y social, quien ha recordado que muchas personas tienen "grandes dificultades" durante estos días para afrontar el pago de un alquiler mensual de 400 o 500 euros.

Menores vulnerables

"Nos preocupa la situación de familias con niños que viven en pisos inseguros o inadecuados. Pares y madres muy angustiados, ya que pocos tienen trabajo y han agotado todos sus ahorros", ha alertado. Según apuntan desde Cáritas, viven confinados en espacios reducidos, con mucho ruido, y en ocasiones, comparten techo con personas que no conocen.

Un comedor de Cáritas Barcelona durante la cuarentena / CÁRITAS
Un comedor de Cáritas Barcelona durante la cuarentena / CÁRITAS

Las restricciones por la pandemia han provocado que las desigualdades se agraven, sobre todo entre los menores que viven en estas condiciones. "Si no pueden acudir a la escuela, el conjunto de brechas --digital, emocional, social, cultural, de necesidades básicas-- crece y los deja en una situación de indefensión y vulnerabilidad", ha lamentado Busquets.

Distribución de alimentos

Durante la emergencia sanitaria, la entidad mantiene abiertos 69 puntos de distribución de alimentos, así como seis comedores sociales, que entregan platos para llevar. Estos espacios atienden a una media de 400 personas al día.

Desde Cáritas reiteran la necesidad de que todas las administraciones "hagan todo lo que esté en sus manos para mitigar los efectos de esta crisis sanitaria, económica y social". Por ello piden poner el foco en tres colectivos de riesgo: familias sin recursos con menores, personas que viven realquiladas y aquellas en situación administrativa irregular. Respecto a estos últimos, recuerdan  que muchas de ellos no pueden acogerse a ninguna de las medidas aprobadas por el Gobierno.

Personas en situación de vulnerabilidad recogen alimentos en Cáritas Barcelona / CÁRITAS
Personas en situación de vulnerabilidad recogen alimentos en Cáritas Barcelona / CÁRITAS

Ingresos mínimos

Otra de los reclamos para paliar los efectos de la emergencia sanitaria es "trabajar en la garantía de ingresos mínimos, como última red de protección social para personas y familias", para reducir así el impacto social y económico que están sufriendo los más vulnerable.

Cáritas hace un llamamiento a la colaboración y al compromiso de las diferentes administraciones públicas y, en concreto pide a la Generalitat de Cataluña que, en caso de que el Gobierno apruebe una renta mínima o básica durante el estado de alarma, el Govern complemente el importe que venga del estado hasta alcanzar el importe de la RGC.