Menú Buscar
El pasillo de una escuela visto desde una ventana / EP

Trilla augura contagios en escuelas y Argimon descarta hacer test a docentes

Tanto el epidemiólogo como el secretario de Salut Pública abogan por reducir las cuarentenas de 14 a 10 días

3 min

En vísperas del arranque del curso escolar, el epidemiólogo Antoni Trilla da por hecho que durante los primeros días habrá que aislar a decenas de alumnos, bien por contagio o contacto con un positivo por Covid-19. Un aviso que ya dio la Generalitat, aunque este sábado el secretario de Salut Pública, Josep Maria Argimon, ha descartado realizar test masivos a los docentes como medida preventiva. Solo se harán cuando haya síntomas !que lo justifiquen" o cuando "haya zonas con niveles de infección elevada".

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Argimon ha asegurado que el profesorado no es un colectivo de riesgo, y que las pruebas PCR solo aportan una foto fija. Hacerlas cada 10 días, según él, saturaría los centros de atención primaria (CAP). Por su parte, Trilla, jefe de Medicina Preventiva del Hospital Clínic, ha apuntado que "la fotografía de los primeros días --en las escuelas-- será un poco movida", aunque prevé que tras dos o tres semanas, la situación se haya estabilizado. 

Curso escolar

Además, ha apuntado el doctor, la probabilidad de contagios en los colegios no es más alta que la de otras actividades. "Dejaremos a muchos niños en casa que no tendrán el virus. Los síntomas de fiebre se cumplen en el 60% de los casos", ha explicado en RAC1. Su recomendación es que los padres no lleven a sus pequeños a urgencias, sino llamar al CAP, preguntar al centro, y "actuar en consecuencia". 

El secretario de Salud Pública catalán ha admitido que el inicio del curso "será difícil", pero ha reivindicado que hace falta "abrir las escuelas". Eso sí, ha agregado, extremando las medidas de seguridad y tomando precauciones como que los abuelos no vayan a buscar a sus nietos al colegio si se puede evitar.

Reducir las cuarentenas

Argimon también ha explicado que Salut estudia la posibilidad de reducir las cuarentenas de 14 a 10 días, aunque por ahora las respuestas de los expertos "son de todos los colores". Algo que Trilla ve "razonablemente seguro"  para los contactos de positivos cuya PCR ha sido negativa.