Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede de Almirall en Barcelona / Cedida

El tratamiento con lebrikizumab favorece la mejora de síntomas de dermatitis atópica

Más del 50% de los pacientes con dermatitis atópica de moderada a grave experimentaron una reducción de, al menos, el 75% de la gravedad de la enfermedad a las 16 semanas

4 min

Los estudios ADvocate 1 y ADvocate 2 han demostrado que un tratamiento con el anticuerpo monoclonal lebrikizumab favorece "una mejora rápida" en los síntomas de la dermatitis atópica, como el picor, la sequedad de la piel, el dolor intenso y la inflamación.

Más del 50% de los pacientes con dermatitis atópica de moderada a grave experimentaron una reducción de, al menos, el 75% de la gravedad de la enfermedad a las 16 semanas tras ser tratados con lebrikizumab en monoterapia. Así lo explica la compañía biofarmacéutica Almirall en un comunicado.

Aclaramiento de la piel en 16 semanas

En el estudio ADvocate 1, el 43% de los pacientes con lebrikizumab consiguieron un aclaramiento total o casi total de la piel a las 16 semanas, en comparación con el 13% de los tratados con placebo; entre los que recibieron lebrikizumab, el 59% logró una reducción de la gravedad de la enfermedad, frente al 16% con placebo. En el estudio ADvocate 2, el 33% de los pacientes con lebrikizumab consiguieron un aclaramiento total o casi total de la piel a las 16 semanas, en comparación con el 11% de los que tomaron placebo; entre los que recibieron lebrikizumab, el 51% logró una reducción de la gravedad de la enfermedad, en comparación con el 18% que tomó placebo.

En el plazo de cuatro semanas, los pacientes que recibieron lebrikizumab experimentaron "mejoras estadísticamente significativas en el aclaramiento de la piel y el prurito, así como mejoras en la interferencia del prurito en el sueño, y en la calidad de vida", según los criterios de valoración secundarios clave.

Tratamiento líder

El director científico de Almirall, Karl Ziegelbauer, ha destacado que el estudio, presentado este sábado en la reunión anual de la American Academy of Dermatology, "demuestra que lebrikizumab tiene el potencial de ser un tratamiento líder de una nueva generación de biológicos". Ha asegurado que permite dar respuesta a aquellos pacientes que necesitan nuevas opciones de tratamiento que proporcionen una alta eficacia y una mejor tolerabilidad.

Para él, este descubrimiento anima a la compañía biofarmacéutica a seguir centrando sus esfuerzos en "avanzar en su compromiso de mejorar la calidad de vida de los pacientes a través de tratamientos innovadores".

Mejorar la calidad de vida

El director del Centro Integral de Medicina de la Inflamación de la Universidad de Lübeck (Alemania) e investigador principal del ensayo ADvocate 2, Diamant Thaçi, ha explicado que lebrikizumab "es un tratamiento innovador con inhibición específica de la IL-13, el mediador patogénico central de la dermatitis atópica".

Ha defendido que puede ayudar a reducir los síntomas de esta enfermedad cutánea, que según él afectan al bienestar de los pacientes, "que buscan medicamentos que ofrezcan tratamientos eficaces y bien tolerados que puedan hacer frente a los síntomas y mejorar así su calidad de vida".