Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los bomberos inspeccionan la nave okupada de Badalona calcinada por un virulento incendio / EUROPA PRESS

Tragedia en Badalona: los bomberos se preparan para lo peor antes de acceder a la nave okupada

Los efectivos de emergencias se disponen a entrar en el local incendiado sobre las seis y media de la tarde

Gerard Mateo
3 min

El foco informativo de este jueves está en Badalona (Barcelona), la cuarta ciudad catalana en número de habitantes. El incendio de una nave okupada por decenas de inmigrantes en situación irregular ha movilizado a todos los efectivos policiales y de emergencias, y ha centrado los discursos de numerosos representantes políticos. Los bomberos se preparan para lo peor a pocas horas de acceder a la parte principal del recinto; todo está preparado para que entren en el local sobre las seis y media de la tarde, según ha podido saber Crónica Global de fuentes cercanas a la investigación.

Por ahora, los bomberos han hallado tres cadáveres, y se ha localizado a otras 40 personas, la mitad de ellas con heridas de distinta consideración. Se conoce, asimismo, que diversos inquilinos escaparon del fuego por las ventanas, y otros buscaron aire en la azotea. En la misma línea, los vecinos escucharon dos explosiones, y los cuerpos de rescate han notificado cuatro derrumbes parciales a consecuencia del fuego. Pero falta, ahora, acceder a la zona cero del segundo edificio afectado dentro del mismo recinto --algo que no se podrá hacer hasta media tarde--, donde podían encontrarse varias decenas de personas en el momento de los hechos. Las autoridades se preparan para lo peor.

 

 

Localizan un tercer cadáver en la nave de Badalona / EP

Okupas desde hace años

El discurso de las últimas horas así lo sugiere: no se descartan más fallecidos atrapados cuando intentaban huir del edificio. Los Mossos d'Esquadra inspecciona la zona con drones y perros de la unidad canina, tras confirmar que el fuego se originó en la parte anterior de la nave y por el efecto chimenea subió por una escalera interior hacia la parte posterior, donde muchos de los okupantes acudieron para intentar huir saltando por unas pequeñas ventanas que había en una pared, situadas a unos nueve metros de altura..

El incendio comenzó el miércoles por la noche por causas que se investigan. Las primeras hipótesis apuntan a una vela como origen del fuego. Sin embargo, es pronto para sacar conclusiones, dado que los bomberos ni siquiera han podido acceder por completo al edificio posterior. Tampoco se sabe cuántas personas había en la nave en el momento del suceso, aunque se calcula que eran entre 150 y 200. Las autoridades conocían la situación de hacinamiento desde hacía meses. Además, el lugar estaba okupado desde hacía varios años, aunque el propietario jamás ha presentado una denuncia por ello.