Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de dos vigilantes de seguridad en el Metro de Barcelona / CG

La demanda de metro y Rodalies cae un 50% respecto a hace un año

Los usuarios de ambos servicios, sin embargo, han aumentado un 17% y un 12%, respectivamente, en comparación con hace una semana

3 min

El transporte público ferroviario de Cataluña ha experimentado un descenso de casi la mitad de usuarios en comparación con hace justo un año. Tanto el Metro de Barcelona como el servicio de Cercanías de Renfe (Rodalies) han registrado este lunes 31 de agosto --día en el que muchos ciudadanos terminan sus vacaciones de verano, aunque otros lo harán mañana martes día 1-- un 49% menos de demanda respecto al mismo día de 2019, aunque ésta ha aumentado en relación a hace una semana.

El Metro de Barcelona ha registrado este lunes hasta las 9:00 horas un 17% más de validaciones que el pasado lunes 24 de agosto, aunque su número de usuarios ha sido un 49% inferior al del día laborable equivalente de 2019.

100% de la oferta en metro

Así ha explicado en rueda de prensa la presidenta de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) y concejal de Movilidad de Barcelona, Rosa Alarcón, que ha destacado la "normalidad" en los servicios de metro y bus el primer día que recuperan el 100% de su oferta.

El aumento de trenes en circulación ha comportado el refuerzo de las líneas L1 y L5 de Metro en la hora punta de la mañana, con frecuencias de tres y dos minutos y medio respectivamente, aunque tres convoyes no han circulado a causa de las pintadas de grafiteros.

Un 12% más de demanda que hace una semana

La demanda de Rodalies de Cataluña también ha sido un 49% inferior respecto al mismo día de hace un año, con unas cifras de usuarios similares a las registradas a finales de junio y julio.

Si se compara con el lunes de hace una semana, se ha registrado un aumento de la demanda en los trenes de cercanías del 12%, según ha informado Renfe.

Para el operador ferroviario, estos incrementos en los usuarios en los trenes de Rodalies son "poco significativos" de momento, en el marco de la vuelta a los centros de trabajo y, dentro de unos días también las escuelas, tras el periodo estival.