Menú Buscar
Miguel Torres presenta los vinos de la antología que lleva su mismo nombre / BODEGAS TORRES

Bodegas Torres presenta los vinos más ilustres de su nueva Antología

La gran cantidad de lluvias y los problemas fúngicos empujan a la bodega del Penedès a retirar el insigne Mas La Plana de 2014

5 min

Bodegas Torres vuelve a poner la región del Penedès en el mapa y se consolida como una de la marcas más reconocidas del sector vinícola catalán. La familia propietaria del recinto ha empezado una gira por 20 ciudades de tres continentes distintos para dar a conocer los detalles de la cosecha, entre las que se encuentran Barcelona y Madrid. La presentación en los dos municipios contó con la cata de dos de los más ilustres vinos. Uno de ellos fue el reconocido Mas La Plana de 2015, puesto que este año no habrá añada de 2014. 

Así lo ha lamentado Miguel Torres Maczassek, quinta generación de propietarios de la histórica bodega, sobre uno de los vinos que forman parte de la Antología Miguel Torres: "Hicimos todo lo posible para salvar la añada pero finalmente decidimos no sacarla al mercado". Ha justificado la decisión alegando motivos de calidad, puesto que el resultado "no alcanzaba el nivel" que la compañía exige a su producto. Para compensar, Mas La Plana contará con una buena remesa de 2015, puesto que en ese año la cosecha fue "seca y moderada en temperaturas", lo que ha permitido realzar la frescura del vino.

Antología Miguel Torres

Esta antología de vinos es el resultado de una de las selecciones más exquisitas de los productos de la bodega. Miguel Torres explica que "cada uno de estos viñedos es un ecosistema muy complejo que nos ofrece su máxima expresión en estos vinos". El empresario añadió que la labor de la compañía pasa por "proteger y cuidar estos parajes y preservarlos para futuras generaciones". De hecho, estas botellas se venden por cupos distribuidos entre restaurantes y clientes privados de 75 países

El otro gran vino de la colección es el Reserva Real. Este vino tiene como peculiaridad el terreno donde se cultivan: un suelo de pizarra donde se asienta el viñedo, una situación única en la región del Penedès. La extensión de estos campos es de solo 4 hectáreas, que además es uno de los pocos vinos de cabaret y merlot (llamados así por los tipos de uva usadas) que se cultivan en una zona donde abunda tanto este mineral. Este vino, de perfil clásico y con más extracción que en el caso del Mas la Plana, se conserva en barril de roble francés nuevo y se deja envejecer dentro durante 18 meses. 

Las otras joyas

Otro de los vinos más selectos de la selección es el Milmanda de 2016, un elixir joven nacido a mediados de los 80 del siglo pasado como homenaje a los monjes del Císter llegados a Poblet desde Borgoña (Francia) en la Edad Media. Se cultiva en la comarca de la Conca de Barberà (Tarragona) y tiene ese nombre en honor al castillo homónimo que hubo en la zona. Es uno de los mejores territorios para la plantación de viñedos, gracias a las condiciones climatológicas, geológicas y orográficas.

Otro vino de la colección basado en la recolección catalana es el Perpetual de 2016, que usa viñedos cepas de 80 a 100 años de antigüedad. Es un licor extraído de viñas viejas plantadas en su mayoría antes de 1945 en toda la comarca de Priorat (Tarragona). La añada sufrió mucha sequedad, lo que hizo necesario una alta selección de las uvas usadas que entraban en la bodega.