Menú Buscar
Torre Vilana desde distintas vistas y rincones. En el centro, la pareja formada por Mejide y Escanes

Risto Mejide y su mujer vuelven a poner de moda Torre Vilana en Barcelona

La urbanización de la zona alta de la ciudad se mantiene como el refugio principal del pijerío más exclusivo

5 min

Risto Mejide, el popular publicista, dice estar profundamente molesto porque los medios de comunicación dan a conocer su nueva casa, mientras que su mujer Laura Escanes, de profesión influencer, cuelga fotos en las redes sociales a diestro y siniestro. En sus imágenes no faltan retratos de la casa, la mudanza y las zonas ajardinadas comunes para todo el recinto. En realidad, no hay para menos: la pareja quiere celebrar su primer aniversario de boda con la nueva vivienda de lujo, en la urbanización privada más elitista de Barcelona. La casa está en el complejo residencial Torre Vilana, el espacio que promovió la inmobiliaria Núñez y Navarro y que hoy se ha convertido en el refugio del pijerío barcelonés.

La popular pareja paga un alquiler de entre 8.000 y 10.000 euros al mes, según explican fuentes inmobiliarias, por su nuevo nido de amor y allí convive con grandes personajes de la ciudad: Dinorah Santa Ana Da Silva, exmujer del hoy futbolista de la Juventus y antes del Barça Dani Alves; el entrenador del RCD Espanyol, Quique Sánchez Flores, y su novia, la top model Orsi Fehér; el excéntrico economista Xavier Sala i Martín; el diseñador Custo Dalmau; el extenista Javier Sánchez Vicario; o Rafa MedinaLaura Vecino, el prestigioso abogado penalista Cristóbal Martell; las especialistas en estética de la jet barcelonesa, las hermanas Saurinas; el propio promotor Josep Lluís Núñez y sus dos hijos.

Antes, el primer ejecutivo de Caixabank

Este medio ha podido averiguar quién ha vivido antes en la casa que concretamente han alquilado el matrimonio Mejide-Escanes. El primero inquilino fue Gonzalo Gortázar, el consejero delegado de Caixabank. Más tarde se instaló en el inmueble un brasileño del séquito del futbolista Neymar Jr., que se mudó a París con el jugador cuando dejó el Barça y fichó por el PSG.

La casa tiene más de 300 metros cuadros distribuidos en 2 plantas, cuenta con jardín privado y piscina, aunque no goza de las vistas panorámicas sobre la ciudad de Barcelona que sí poseen otras piezas residenciales más grandes de Torre Vilana. Realmente, y pese a los comentarios de las redes sociales, la suya es una de las unidades más pequeñas del selecto complejo. 

Entre 1,5 y 4 millones por vivienda

El precio de venta de los pisos en Torre Vilana oscila entre los 1,5 y los 3 millones de euros. Existen incluso algunos áticos y bajos con piscina privada, ambos con vistas sobre Barcelona, que pueden llegar a costar unos cuatro millones. Los expertos inmobiliarios aseguran que los grandes son los más demandados, llegando al extremo de que algunos propietarios compran dos o tres unidades para unirlas en una única enorme residencia.

Los mismos agentes inmobiliarios aseguran que la explosión mediática de la nueva residencia de Risto Mejide y de su mujer "ha dinamizado la urbanización de lujo de forma exponencial”. “Tenemos –relatan–muchos interesados en el alquiler y la venta en las últimas semanas”.

Nido de las grandes fortunas

Otros especialistas del mercado residencial de lujo barcelonés explican que “este complejo [Torre Vilana] está sustituyendo a Pedralbes en preferencia de las grandes fortunas”. “Esta urbanización –prosiguen– siempre tiene demanda y nunca ha estado en crisis, ni con la caída del mercado”. 

Pese al revoloteo de paparazzi por los alrededores, los agentes de seguridad que custodian el recinto prefieren no comentar nada. Uno de los vecinos abordados por este medio asegura que hasta los responsables de garantizar la exclusividad y vigilancia de Torre Vilana responden a un protocolo de privacidad muy estricto.