Menú Buscar
El Toro de la Vega de Tordesillas / EFE

El Toro de la Vega de Tordesillas: origen y funcionamiento de la polémica fiesta

La prohibición de matar reses de lidia en espectáculos taurinos populares afecta directamente a la fiesta vallisoletana. Pero, ¿en qué consiste exactamente esta controvertida celebración?

7 min

La celebración del Toro de la Vega en la vallisoletana localidad de Tordesillas ha provocado en los últimos años un acalorado debate entre sus defensores y los que critican esta tradición. Este jueves, la Junta de Castilla y León ha prohibido la muerte de reses de lidia en espectáculos taurinos populares, lo que afecta directamente a esta fiesta.

Pero, ¿en qué consiste exactamente la celebración del Toro de la Vega?

Un 'torneo' para matar al toro

El Ayuntamiento de Tordesillas defien el Toro de la Vega como "un rito cultural ancestral, en el que hombres y mujeres se enfrentan, libre y voluntariamente", a un toro.

Para ello, se suelta a un toro previamente seleccionado cerca de la plaza del pueblo y la multitud le guía hasta la vega del río Duero, fuera del pueblo, en donde comienza propiamente el 'torneo'.

Los participantes, que no pueden ir en vehículos a motor, sólo a pie o a caballo, tratan entonces de matar al toro clavándole lanzas en el costado antes de que sobrepase los límites fijados por la organización. Si lo consigue, el toro ganaría el torneo y sería indultado.

Dos toros indultados en los años 90

En los años 90 se dieron dos casos de toros indultados por sobrepasar los límites sin que los participantes les hubieran dado muerte (en 1993 y 1995), aunque lo más común es que los toros acaben muertos a lanzadas por los participantes.

¿Cuándo se celebra?

Se celebra todos los años en septiembre, en el marco de las fiestas de la Peña, en honor de Nuestra Señora la Virgen de la Peña, patrona de Tordesillas.

Las celebraciones comienzan el día 8 de septiembre, el domingo se celebra la festividad de la Virgen de la Peña, y el martes Torneo del Toro de la Vega.

Los orígenes del Toro de la Vega

No está muy claro sus orígenes, aunque algunos historiadores lo relacionan con los torneos y justas de origen medieval de los siglos XIV y XV en que se incluían despeñamientos de toros al río Duero. Hay registros de este tipo de prácticas en 1335 con motivo del nacimiento de una hija de Pedro I y en 1423 por la visita de Juan II y Álvaro de Luna.

La primera referencia escrita en la que se mencionan toros en la Vega aparece en el año 1534 en el libro de la Cofradía del Santísimo Sacramento de Santiago Apóstol de Tordesillas, según el ayuntamiento.

Ya en el siglo XIX hay constancia de que el torneo se celebraba según el rito que se sigue actualmente.

No es la primera vez que se prohíbe

Entre 1966 a 1970 se prohibió el torneo como tal, quedando las fiestas reducidas al encierro, después de una intensa campaña de movimientos como la Asociación contra la Crueldad en los Espectáculos (ACCE), la Sociedad Protectora de Animales y Plantas y algunos miembros del Gobierno.

¿Cuáles son las principales normas del torneo?

El pleno del Ayuntamiento de Tordesillas aprobó el año pasado una ordenanza para regular el torneo que modificó la anterior regulación de los años 90 y estableció una lista de infracciones castigadas con multas de hasta 9.000 euros.

El torneo se desarrollará en campo abierto, por lo cual está prohibido el uso de cualquier tipo de defensa artificial --zonas pavimentadas, calzadas, carreteras o zonas urbanizadas-- que desvirtúe el acto o se sirva de engaños, obstáculos u otros impedimentos.

El toro tendrá entre 4 y 7 años de edad, y unas hechuras proporcionadas a su encaste, procedencia y edad, con un peso entre 500 y 700 kilos. Será razonablemente alto, aveletado, ligero de pies, bien armado, con sus defensas intactas (sin despuntar) y con trapío.

Los lanceros --vayan a pie o a caballo-- deberán utilizar lanzas de tipo 'hoja lanceolada', que son las que usaban los castellanos en la Edad Media. Estará formada de un mástil cilíndrico de madera de 2,50 metros como máximo y de 3 a 5 centímetros de diámetro, encastrado por uno de sus extremos, el vaso irá soldado a la hoja y fijado al mástil mediante pasadores. Su peso oscilará entre 400 y 2.000 gramos. La hoja junto con el vaso no medirá más de cincuenta centímetros de longitud, con lo que la lanza tendrá una longitud total de no más de 3 metros.

Acciones explícitamente prohibidas

Entre las acciones que el torneo prohibía específicamente estaban:

  • Alancear al toro antes de haber sobrepasado los límites establecidos, o antes de sonar la Bomba Real anunciadora del comienzo de la lidia o después de la tercera Bomba Real, anunciadora de la finalización del torneo, cuando se haya designado al Toro de la Vega como vencedor.
  • Alancear al toro sin ostentar la condición de torneante mediante la correspondiente inscripción.
  • Impedir u obstaculizar de forma grave y relevante el normal funcionamiento y desarrollo del torneo.
  • Como excepción, no será sancionado el torneante que alancee al toro en la realización de un quite a otro participante, siendo esta su obligación moral, atendiendo a que puede ser él, la única y leve defensa con que contará en dicho caso el torneante agredido.
  • Portar y/o usar pica o garrocha por parte de los caballistas en su participación en el torneo.
  • No esperar por parte de los caballistas y lanceros de a pie la llegada del toro en la señalización determinada para la lidia.
  • Conducir vehículos motorizados no autorizados en la zona del torneo.
  • Cortar al toro, cambiar la dirección del mismo en sentido contrario al establecido, así como utilizar engaños durante el encierro nocturno.
  • Arrojar al toro la lanza u otros objetos con el fin de mermarlo o herirlo.