Menú Buscar
El presidente de la Plataforma de Afectados por el Top Manta, Fermín Villar, junto con otros miembros del colectivo, en rueda de prensa / CG

Los comerciantes denuncian un auge del top manta en Barcelona

El colectivo considera que la “falta de voluntad política” de Colau ha provocado un efecto contagio y que la actividad se haya diversificado

19.07.2017 13:38 h.
3 min

El top manta ha vuelto a coger fuerza en Barcelona con la llegada del verano. Así lo considera la Plataforma de Afectados por el Top Manta, formada por asociaciones de comerciantes, hoteleros, restauradores y vecinos. Denuncian la diversificación de la venta ambulante y la “falta de voluntad política” de las administraciones para poner solución al problema.

El presidente del colectivo y de la asociación Amics de la Rambla, Fermín Villar, ha asegurado este miércoles en rueda de prensa que la “falta de persecución policial” a esta actividad ha provocado un “efecto contagio” a otros colectivos. “Antes eran chicos subsaharianos los que vendían en la calle productos falsificados, pero ahora otros colectivos se han añadido a ellos”, ha afirmado, sin concretar el perfil de los nuevos manteros.

Nuevos productos y situaciones

No sólo se han diversificado los vendedores ambulantes, sino también los productos y los sitios en los que se ubican los manteros. El Park Güell, la Barceloneta desde el hotel W Barcelona hasta el Hospital del Mar, y el parque de la Ciutadella son los emplazamientos que más venta ambulante concentran.

Este miércoles por la mañana no había ni un mantero en el paseo Joan de Borbó, una de las zonas con más aglomeraciones el año pasado. Preguntado por la ausencia de vendedores, Villar asegura que es la presencia de varios furgones de los Mossos d’Esquadra los que ahuyentan a los manteros durante el día; “por la noche, se llena todo el paseo”.

Incluso tiendas que cuentan con todas las licencias, “envían a chicos a vender a la calle”, avisan. Villar ha destacado también que ahora se han empezado a vender pareos y que, en la playa sobre todo, el problema es doble: “Las bebidas y comida que venden la producen ellos mismos en pisos cercanos sin ningún tipo de control sanitario”.

Soluciones

La plataforma exige actuar a las administraciones y considera que “Colau ha escondido la cabeza bajo el ala; no somos nosotros que tenemos que aportar las soluciones, sino ellos”. El Síndic de Greuges también denunció hace unos meses la inactividad de las administraciones públicas. Villar no quiere limitar la crítica al ayuntamiento, ya que considera que “todas las administraciones tienen responsabilidad”. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información